Venezuela: Obispos exigen a Gobierno respetar vida de presos políticos amotinados en cárcel

Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)

ACI Prensa.-

Los obispos venezolanos exigieron al Gobierno respetar la vida de los presos políticos y comunes que se amotinaron en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), conocido como El Helicoide, e investigar las denuncias de torturas contra los detenidos.

Desde ayer miércoles se filtraron en las redes sociales informaciones de la protesta pacífica de unos 300 presos, entre políticos y comunes, en El Helicoide, que denuncian violaciones de derechos humanos y condiciones carcelarias inhumanas.

Asimismo, se informó que los agentes del Sebin dispararon y lanzaron bombas lacrimógenas contra los presos, algunos de los cuales aún no son liberados a pesar de tener boletas de excarcelación desde hace más de un año.

Ante esto, la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) llamó ayer a las autoridades “a respetar la vida de quienes están bajo su responsabilidad al encontrarse en instituciones del Estado Venezolano, a respetar los Derechos Humanos de todos y a buscar una salida pacífica a la problemática”.

El comunicado, firmado por Mons. Roberto Luckert, también llamó a la Fiscalía a investigar “las denuncias de torturas” contra los detenidos, entre ellos “menores, mujeres y presos políticos”.

“Al Gobierno Nacional a que escuche las peticiones de los detenidos, haga cumplir las órdenes de excarcelación, y mejore las condiciones de reclusión de los privados de libertad”, añadió.

Por su parte, el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, expresó su preocupación “por las noticias que llegan desde El Helicoide, con respecto a la situación tanto de los presos políticos y comunes que hay en esa sede del Sebin”.

“Quiero hacer un llamado a las autoridades, a que tengan en cuenta que ellos son responsables por la integridad de las personas que están sometidas allí a un régimen carcelario”, dijo el Arzobispo de Caracas.

En una nota difundida por el Arzobispado de Caracas, el Purpurado pidió evitar el “derramamiento de sangre” y la violencia. El Cardenal dijo estas palabras luego de conocer las graves lesiones que sufrió el estudiante y preso de conciencia Gregory Sanabria.

“Es responsabilidad del Gobierno la seguridad y la integridad de los presos que están en las cárceles”; y en ese sentido, el Cardenal Urosa hizo “un llamado al Fiscal General de la República, al Defensor del Pueblo y al ministro de relaciones e interiores de justicia y paz”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: