Un nuevo Momentum

Lic. José Adán Aguerri, Presidente del COSEP.

Cawtv.net | Managua.-

Editorial del COSEP

Hace apenas dos meses, en el Día del Empresario, señalábamos que de cara a las elecciones municipales había que garantizar la presencia de la observación electoral nacional y extranjera, y particularmente garantizar el cumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado en el Memorándum de Entendimiento que firmó con la OEA.

También es preciso reseñar que en la Agenda COSEP 2020 que dimos a conocer en el año 2016, planteamos que para el contexto actual como futuro del país su fortalecimiento democrático es esencial para garantizar la sostenibilidad del desarrollo económico y social que hemos venido alcanzando.

De manera particular, nos referimos a que se debía promover la celebración de elecciones periódicas, libres, transparentes, imparciales y con observación independiente; y que paralelamente se tenía que robustecer el régimen plural de partidos políticos.

Anteriormente, desde Cosep por años hemos venido impulsado una serie de acciones, incluyendo campañas públicas a lo largo del país, relacionadas a los temas institucionales con mayor énfasis en darle mayor credibilidad al sistema electoral.

Lo hicimos basados en nuestro convencimiento de que la estabilidad económica debe ir acompañada de la estabilidad política. Por un lado, partiendo de que no podemos involucionar en los procesos y cambios democráticos que hemos venido desarrollando desde 1990, y por el otro lado, de que es la manera de conservar y mejorar los resultados logrados de cara al futuro.

Es por ello por lo que para nosotros es importante destacar que en el recién finalizado proceso electoral municipal se haya contado con una misión de acompañamiento/observación de la Organización de Estados Americanos compuesta por sesenta personas, en su mayoría jóvenes profesionales de diversas nacionalidades, que le dio otro alcance al proceso.

Basta recordar que en el pasado proceso electoral de autoridades presidenciales y legislativas del 2016 no tuvimos la presencia de esta misión, y que en los procesos electorales del 2011 aunque estuvieron no pudieron realizar su misión a cabalidad.

Su presencia permitió que en esta ocasión se rindiera un informe preliminar que contiene un análisis integral del proceso, con sus avances y limitaciones, que permitirá contribuir al mejoramiento continuo del sistema electoral, pero sobre todo que concluye que los hallazgos encontrados y señalados “no han afectado en lo sustancial la voluntad popular que se manifestó en las urnas”.

La presencia y libre funcionamiento de la misión debe permitir establecer un precedente muy importante de cara a los futuros procesos electorales del país, especialmente para las elecciones del año 2021.

De igual forma, consideramos importante la valoración que hizo el Departamento de Estado de Estados Unidos, en el sentido de que la presencia de una misión de observación electoral de la OEA, “brindó la requerida transparencia” al proceso electoral municipal; coincidiendo con las principales observaciones y recomendaciones que ese organismo emitiera en el informe citado sobre el proceso electoral municipal.

Desde el punto de vista interno, hay dos elementos a destacar por parte del ejecutivo.

En primer lugar, consideramos muy relevantes las declaraciones del presidente de la República, quien posterior al informe de la OEA, aceptara las recomendaciones de la misión de observación y se comprometiera a impulsar reformas para tener un sistema electoral mejorado para las elecciones regionales de la Costa Caribe, es decir, en el año próximo.

En segundo lugar, de igual importancia y en coherencia con ese compromiso, que el Gobierno de la República de Nicaragua se haya comprometido a continuar ejecutando el Memorándum de Entendimiento suscrito con la OEA en febrero del presente año que tiene una vigencia de tres años con unos alcances de gran importancia para el fortalecimiento del sistema electoral.

Por estas circunstancias, y nuestra convicción de que el camino para avanzar en la construcción de una Nicaragua próspera y democrática se sustenta en la estabilidad económica, social y política que todos podamos impulsar, es que rechazamos cualquier iniciativa interna o externa que debiliten estos procesos internos al cual estamos abocados los nicaragüenses y para lo cual estamos contando con el apoyo de la comunidad internacional y los organismos multilaterales.

Nuestro compromiso en la etapa actual es respaldar que se cumplan todos los acuerdos entre la OEA y el Gobierno, y en particular, contribuir al objetivo propuesto de impulsar y acompañar los esfuerzos dirigidos al fortalecimiento institucional político-electoral de Nicaragua.

Nuestro compromiso también sigue siendo seguir trabajando por los tres diálogos que necesita este país, en lo económico, lo educativo y lo político; es seguir trabajando por esa Nicaragua próspera y democrática.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: