Trump y Kim Jong-un, cara a cara en el emblemático carnaval de Olinda

El mayor Blaz dijo que la presencia de comparsas callejeras no oficiales y que en algunos casos han reunido a más de 300.000 personas ha dificultado la tarea de la Policía y recomendó a las personas que participan de la fiesta que no usen joyas ni se hagan selfis. EFE/Archivo

Olinda, Brasil, EFE.-

Los muñecos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se encontraron hoy cara a cara en el carnaval de Olinda, en Brasil, donde unos ochenta “gigantes” recorrieron hoy las empinadas calles de esta emblemática ciudad.

El muñeco gigante de Donald Trump volvió a desfilar por las laderas de esta ciudad con cerca de quinientos años de historia y coincidió por primera vez con un “agigantado” Kim Jong-un de 22 kilos y casi cuatro metros de altura.

La lluvia que cayó sobre Olinda, en el estado de Pernambuco (nordeste), atrasó el tradicional desfile, pero no desanimó a una multitud que no paró de vibrar con los músicos y bailarines de maracatu y frevo.

El artística plástico Leandro Castro fue el creador de la alegoría de Kim Jong-un y uno de los encargados de “sellar la paz” entre Estados Unidos y Corea del Norte en el carnaval de Olinda, ciudad declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad.

“Aquí en Brasil todo acaba en paz y en Pernambuco, en frevo (…) Es un momento de reflexión, de pensar en un mundo mejor, en un mundo de paz”, aseguró Castro a Efe.

A la tradicional cita, que se repite cada lunes de carnaval, tampoco faltaron las estrellas musicales, políticos y los protagonistas de las investigaciones de la operación anticorrupción Lava Jato, como el juez Sergio Moro.

La versión gigante del fallecido Michael Jackson volvió a aparecer por Olinda, donde también estuvieron The Beatles y una embarazada Ivete Sangalo, una de las mayores cantantes de Brasil y considerada como la reina del “axé”.

Por primera vez en décadas, Ivete Sangalo no estuvo físicamente en el carnaval y este año cambió las carrozas de su ciudad natal, Salvador (Bahía), por el hospital, donde dio a luz a sus gemelas.

Al ritmo de las trompetas, también bailaron por las calles de la histórica ciudad una “agigantada” Frida Kahlo y el ídolo Neymar, entre otros.

El lunes, las comparsas callejeras llenaron de punta a punta Brasil, especialmente en Río de Janeiro y Sao Paulo, que en los últimos días han atraído millones de personas de diferentes partes del país.

Las calles de la “Ciudad Maravillosa” se llenaron de “folioes”, como se conoce a los participantes en la fiesta, repartidos en unos 80 “blocos” (comparsas) que agitaron Río horas antes de que el sambódromo reciba a las escuelas de samba en su segunda noche de desfiles.

Uno de los más esperados del lunes fue la banda “Sargento Pimenta”, que reinterpreta en clave de samba los temas clásicos de los Beatles y que congregó a una multitud.

No obstante, la alegría del carnaval carioca se vio empañada por algunos “arrastroes”, como se conocen los asaltos múltiples perpetrados por grupos de jóvenes que “limpian” casi literalmente a sus víctimas de sus pertenencias, los cuales tuvieron lugar en zonas turísticas, como playa de Ipanema.

En Sao Paulo unas 40 comparsas callejeras animaron la ciudad más poblada de Brasil, que en los últimos años se ha ganado su espacio en el carnaval y ha visto aumentar considerablemente su público.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: