Tribunal Electoral notifica el rechazo de la candidatura a hija de Ríos Montt

En la imagen, Zury Ríos Sosa, hija del dictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt. EFE/Archivo

Guatemala | EFE.-

El Tribunal Supremo Electoral de Guatemala publicó este sábado que ya había notificado el rechazo de la candidatura a la Presidencia a la exdiputada Zury Ríos Sosa por ser hija del exdictador José Efraín Ríos Montt (1982-1983).

Con una nota difundida en redes sociales, el árbitro electoral detalló que este 2 de febrero, a las 10.20 hora local (16.20 GMT), “se procedió a notificar en la dirección registrada para el efecto la Resolución emitida por el Tribunal Supremo Electoral contra el recurso de nulidad presentado por el Partido Valor”.

El Partido Valor publicó un vídeo respuesta a la decisión del tribunal en el que aparece Ríos Sosa en la imagen sosteniendo una fotografía de ella cuando tenía cinco años, junto a su padre y su madre.

“Por esta fotografía, el tribunal no me quiere inscribir. Ni a mí, ni a mi hija, ni a mis posibles nietas que aún no han nacido. ¿Le parece justo? A nosotros tampoco, nos vemos en las urnas”, dice Zury Ríos en el vídeo, de 29 segundos de duración.

La agrupación política había solicitado al tribunal que anulara la decisión del Registro de Ciudadanos del 28 de enero, cuando anunció el rechazo a la candidatura de Ríos Sosa, quien ya compitió en el proceso electoral de 2015 amparada por la Corte Suprema de Justicia tras un inicio incierto por una resolución similar en cuanto a la negativa de su participación.

El Registro de Ciudadanos basa su decisión en el artículo 186 de la Constitución Política de Guatemala, el cual prohíbe que los familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad de caudillos o de quienes hayan gobernado el país mediante golpes de Estado o asonadas militares, aspiren a gobernar la nación.

Aunque Zury Ríos consiguió estar en la boleta en 2015 y obtener un 5,89 por ciento de los votos (288.421, en total), en mayo de 2017 la Corte de Constitucionalidad dejó sin efecto el amparo del Supremo que dio pie a la inscripción de la hija del exdictador.

El mismo 28 de enero, cuando el Registro de Ciudadanos rechazó la candidatura, el compañero de fórmula de Zury Ríos, el expresidente del Constitucional Roberto Molina Barreto, presentó una denuncia ante la Procuraduría de los Derechos Humanos para solicitar una “condena moral” al rechazo de la participación de Zury Ríos y aseguró que si el Tribunal no anulaba la medida del Registro de Ciudadanos, presentaría una apelación ante el Supremo.

Algo que confirmó el portavoz del partido, Luis de León, quien aseguró a Efe que “la próxima semana” el movimiento político interpondrá un amparo ante el Supremo para solicitar la inscripción de la excandidata.

La noche del viernes, cuando la propia Zury Ríos difundió que se había enterado que el Tribunal no la inscribiría, aseguró que se trataba de “un complot de desestabilización”, con el cual su movimiento político se hacía “más fuerte”.

Ríos Sosa, quien publicó un mensaje en sus redes bajo las etiquetas “No al fraude” y “Nos tiene miedo”, también dejó entrever que recurrirán a otras instancias judiciales para poder participar en los comicios del próximo 16 de junio: “Estaremos en la boleta. Que nadie lo dude”.

El padre de Zury Ríos, el general José Efraín Ríos Montt, fue condenado a 80 años de prisión el 10 de mayo de 2013 por el asesinato de 1.771 indígenas ixiles durante su régimen de facto, pero 10 días después el Constitucional anuló la sentencia por errores en el proceso y ordenó un nuevo juicio, durante el cual falleció el exgobernante, en abril de 2018.