Susana Díaz justifica el adelanto electoral por la falta de estabilidad

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ayer. EFE

Sevilla | EFE.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha justificado el adelanto de los comicios autonómicos al 2 de diciembre por la falta de estabilidad, tras dar por roto Ciudadanos el pacto de investidura, y porque entiende que Andalucía “no se merece” una campaña electoral “de entre cinco y seis meses”.

“Mi tierra no merece la inestabilidad que hay en el resto de España”, ha señalado Díaz en su comparecencia ante la prensa tras firmar el decreto de convocatoria electoral, en la que ha subrayado que ha tomado esta decisión “pensando en Andalucía”, en que esta comunidad tenga “estabilidad, seguridad y certidumbre”.

Según la presidenta de la Junta, se trata de un “acto de responsabilidad” para que, cuando empiece el nuevo año, Andalucía cuente con un nuevo Parlamento (la sesión constitutiva será el 27 de diciembre, según se recoge en el decreto de convocatoria de elecciones).

En su opinión, Andalucía necesita “un horizonte despejado” y, por ello, ha tomado esta decisión que comunicó en primer lugar al presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con quien ha asegurado que mantiene una “comunicación muy buena”.

Durante su intervención ha insistido en la imposibilidad de sacar adelante el proyecto de presupuestos para el 2019 porque Cs “ha segado la posibilidad” al romper el pacto por razones que no ha querido entrar a valorar.

Respecto al resto de las formaciones políticas, ha dicho que el PP no ha querido “aprobar nunca ningún presupuesto”, mientras que Podemos “no ha querido nunca comprometerse” y de Izquierda Unida ni ha querido hablar porque “aritméticamente no es relevante y ha decidido disolverse en el seno de Podemos”, con lo que no tiene “autonomía política”.

Sobre el hecho de que haya esperado un mes tras la ruptura del pacto de investidura antes de firmar el decreto de disolución, ha indicado que ha preferido esperar para “no poner en peligro” la aprobación de leyes tan importantes, como las de Igualdad o la de lucha contra el Cambio Climático.

Pero tampoco ha querido “prolongar” la legislatura porque cree que no sería bueno “ni para Andalucía, ni para nadie”.

“Es un acto responsabilidad, que responde también a las apelaciones que he recibido de los agentes sociales y económicos, a los que ha consultado en estos últimos días”, ha asegurado.

Así, ha desvelado que se ha comprometido con los agentes sociales y económicos a que si consigue la mayoría suficiente para gobernar, la primera medida que impulsará será la aprobación de unos presupuestos “expansivos” que incidan en la creación de empleo y en el crecimiento de Andalucía.

Otra de las razones esgrimidas para el anticipo electoral ha sido la necesidad de celebrar unos comicios “con acento andaluz”, de forma que la campaña se centre en los problemas de esta tierra, en sus oportunidades y en los retos a los que se enfrenta.

“Celebrar elecciones en marzo supondría un obstáculo, vista la proximidad de elecciones como las municipales y las europeas”, ha recordado Díaz, que ha apostillado: “Estas elecciones son importantes por si mismas, aunque para otros sea un peldaño para alcanzar otros objetivos”.

Ha pedido, en este sentido, que durante la campaña electoral “se hable bien de los andaluces, sin dañar la imagen de esta tierra”.

Sobre la esperada presencia de líderes nacionales durante la campaña electoral, les ha pedido que no vengan a “ofender” a los andaluces y que ofrezcan a esta tierra el “respeto” que merece, de forma que hablen de Andalucía.

Preguntada si se siente “frustrada” por haber tenido que adelantar los comicios, ha dicho: “Yo estoy feliz como presidenta y quiero lo mejor para mi tierra”.

Ha insistido en que Andalucía “no merece tener la inestabilidad que hay en el resto de España” y ha precisado en que se trata de un anticipo “técnico” para no “perder tiempo” y poder aprobar lo antes posible los presupuestos del 2019 permitiendo “abrir un nuevo y positivo ciclo económico” en la comunidad.

Respecto a si ha pretendido evitar con el adelanto su comparecencia ante la comisión de investigación de las tarjetas de la Fundación Andaluza para la Formación y el Empleo (Faffe), Díaz ha eludido pronunciarse y se ha remitido a las declaraciones realizadas hoy al respecto por el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: