Senador de EEUU dice que no hay pruebas de ataques en Cuba

Fotografía de archivo del 31 de octubre de 2017 del senador republicano Jeff Flake durante una reunión en el Capitolio en Washington. (AP Foto/Andrew Harnik, Archivo)

Por MICHAEL WEISSENSTEIN | LA HABANA | AP.-

El senador republicano Jeff Flake afirmó el sábado que las autoridades de Estados Unidos no han encontrado pruebas de que los diplomáticos estadounidenses en La Habana hayan sido víctimas de ataques con un arma desconocida.

Flake, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y desde hace mucho tiempo un destacado promotor de la distensión con Cuba, se reunió el viernes con altos funcionarios cubanos en La Habana, entre ellos el canciller Bruno Rodríguez y funcionarios del ministerio del Interior, que supervisa la seguridad interna y enlaza con fuerzas policiales extranjeras.

Según el senador, el FBI les ha dicho a los cubanos que después de cuatro viajes a Cuba, sus agentes no han encontrado evidencia de que las misteriosas enfermedades sufridas por los diplomáticos estadounidenses hayan sido resultado de ataques.

Flake dijo a The Associated Press el sábado por la mañana que los informes confidenciales de los funcionarios estadounidenses no le dan motivo para dudar de la versión del gobierno cubano, aunque se negó a revelar el contenido de esos informes.

Los funcionarios cubanos y del FBI no respondieron por el momento a las solicitudes de comentarios.

Según el gobierno estadounidense, a partir de 2016, 24 funcionarios y sus cónyuges se enfermaron en sus hogares y en algunos hoteles de La Habana.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha dicho que está “convencido de que fueron ataques dirigidos”, pero que Estados Unidos desconoce quién es el autor. El gobierno estadounidense retiró a la mayoría de sus diplomáticos de La Habana, con el argumento del riesgo para su salud, y obligó a muchos diplomáticos cubanos a abandonar Washington.

Cuba ha deplorado las reducciones como un golpe injustificado a las relaciones bilaterales restauradas durante la presidencia de Barack Obama.

“El ministerio del Interior cubano dice que el FBI les ha dicho que no hay pruebas de un ataque sónico. Aunque se usa ese término, ‘ataque’, no hay pruebas de tal cosa”, dijo Flake a la AP. “No hay pruebas de que alguien trató intencionalmente de hacer mal a alguien. Nadie dice que esta gente no experimentó algún trastorno, pero no hay pruebas de que fue un ataque deliberado por parte de alguien, fueran los cubanos o algún otro”.

“Como dije, no hablaré sobre lo que he visto en un contexto confidencial, pero nada es incongruente con lo que han dicho los cubanos, y creo que el FBI diría lo mismo”.

Flake, uno de los críticos republicanos más intransigentes del presidente Donald Trump, anunció el año pasado que no aspira a reelegirse en su banca por Arizona. No ha descartado presentarse contra Trump en 2020.

Varios de los 24 diplomáticos estadounidenses y sus cónyuges denunciaron haber escuchado unos misteriosos ruidos fuertes y a continuación haber sufrido pérdida de la audición y zumbido en los oídos, por lo cual algunos funcionarios estadounidenses hablaron de “ataques sónicos”. Sin embargo, actualmente las autoridades evitan usar ese término.

Los análisis médicos han revelado que algunos empleados de la embajada mostraron aparentes anormalidades en tramos de la materia blanca que permiten la comunicación entre distintas partes del cerebro, según funcionarios estadounidenses. Jamás se ha demostrado que las ondas acústicas afecten esos tramos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: