Lo Último

Sector privado envía carta a presidente Ortega

Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la Republica de Nicaragua

Comandante Ortega,

Desde que usted asumió la Presidencia de la República en el 2007, la empresa privada nicaragüense le manifestó su disposición de trabajar con su gobierno en lo relacionado a la economía y al bienestar institucional del país, y en tal sentido se conformó en el 2009 la Comisión de Seguimiento, con el fin de implementar el diálogo económico entre la Administración Pública y los representantes del sector privado.

El propósito que perseguimos ha sido el de mejorar la calidad de vida de toda la ciudadanía, resultando en un alto crecimiento económico, acuerdos básicos con los organismos internacionales, mayores flujos de inversión nacional y extranjera y la construcción de una imagen positiva de país, en beneficio de todos los nicaragüenses, aunque sin lograr el fortalecimiento de la institucionalidad democrática tan necesaria para el desarrollo sostenible.

Por lo que consideramos indispensable que exista en el país una buena gobernanza, lo que significa básicamente el respeto a los derechos humanos, el irrestricto ejercicio de la libertad de expresión y la plena vigencia de la institucionalidad democrática, tal como se lo expresamos en la agenda COSEP 2020.

A raíz de la ruptura del consenso en relación con las reformas indispensables de la seguridad social que el país requiere, los estudiantes universitarios, haciendo uso del derecho fundamental de poder protestar pacíficamente, fueron reprimidos, lo que trágicamente dejó un saldo de más de 70 muertos, 800 heridos y una cantidad de desaparecidos aun no cuantificada, según el informe preliminar presentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) durante su reciente visita al país.

Hemos vivido estos acontecimientos con profundo dolor y con gran consternación y vemos como, durante este último mes, la calidad de vida de los nicaragüenses, hoy de luto por el agobio de tanto sufrimiento, se ha deteriorado considerablemente y la imagen país que tantos años ha costado reconstruir, se ha desplomado en cuestión de semanas.

Ante la magnitud de esta crisis, le urgimos a realizar todos los esfuerzos que estén a su alcance para encontrar una salida pacífica, antes que nos veamos inmersos en una situación aún más trágica donde tomen auge los extremismos propios de la polarización, que tanto daño le han causado a nuestra patria. Parafraseando sus palabras, no hay espacio en Nicaragua para la violencia que tanta sangre de hermanos ha derramado a lo largo de nuestra historia. Es por ello que consideramos urgente implementar las reformas necesarias, que permitan adelantar las elecciones de una manera ordenada y con un Consejo Supremo Electoral renovado, ambas fechas a ser determinadas en el diálogo nacional entre los representantes de su gobierno y de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Con el objetivo de recuperar la gobernabilidad, la paz y la convivencia pacífica entre todos los nicaragüenses, permítanos manifestarle que el sector privado está de acuerdo y apoya los aspectos fundamentales relativos a garantizar la institucionalidad democrática, así como los temas asociados a la justicia y los derechos humanos, planteados en la agenda de la Alianza Cívica en el seno del diálogo nacional.

En este contexto, consideramos que para facilitar las conversaciones sobre los aspectos fundamentales de dicha agenda, es indispensable que usted sostenga una reunión con los miembros de la Conferencia Episcopal.

Así mismo, para procurar la agilización de los mecanismos de diálogo y negociación y salvar a nuestra nación, creemos conveniente invitar a que se involucren como asesores y garantes de la implementación de los acuerdos a representantes de organizaciones internacionales como la OEA y la Unión Europea.

Es vital que en forma inmediata cesen en el país los actos de violencia, por lo que también urgimos a su gobierno que adopte las 15 recomendaciones emitidas por la CIDH y que como tal fueran asumidas por los participantes en el dialogo nacional.

Señor Presidente, queremos concluir citando el mensaje que le dirigiera la conferencia episcopal de Nicaragua en mayo 2014, cuando lo animó a pensar en su legado histórico, “Usted tiene la capacidad de no defraudar la esperanza que muchos nicaragüenses depositaron en usted al iniciar su primer periodo presidencial en el 2007 y heredar a la nación un legado digno de ser recordado por las futuras generaciones. Los años pasan y nadie es eterno. Sin embargo, usted tiene todavía la posibilidad de demostrar su voluntad de favorecer una auténtica apertura al pluralismo político en la nación; colaborar activamente a replantear el funcionamiento integral del sistema político y buscar caminos de concertación a nivel nacional, restableciendo la normalidad política de un auténtico estado democrático”.

Atentamente,

One Response to Sector privado envía carta a presidente Ortega

  1. Estas dos personas, Daniel Ortega y Rosario Murillo, no son gratos en Nicaragua. Ellos arrastran la maldicion de Hugo Chávez y son el ACAB Y JEZABEL NICA, los mismos dos personajes de la Biblia. Ellos representan a los adeptos de Satanás, lo cual, al igual que Haiti, ellos quieren construir una nación llena de maldición como Haití, que no reconoce a Dios como el supremo Padre Eterno, sino que corren tras Satanás. Los nicas no queremos ese modelo de nación. Ellos traen a Satanás como su líder espiritual, y ese partido político fsln es el propulsor de todo esto.
    No queremos nada con este regimen dictatorial y diabolico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: