El Salvador inicia extinción de dominio de supuesto capo por lavado de dinero

José Adán Salazar Umaña, supuesto cabecilla de una red de narcotráfico acusado de blanquear más de 215 millones de dólares. EFE/Archivo / http://demoefe.ikuna.com

San Salvador | EFE.-

La Fiscalía de El Salvador comenzó hoy el proceso de extinción de dominio de los bienes de José Adán Salazar Umaña, supuesto cabecilla de una red de narcotráfico acusado de blanquear más de 215 millones de dólares, y de 12 de sus familiares y colaboradores, informó la institución.

La fuente detalló que este miércoles los fiscales del caso presentaron ante el Juzgado Especializado de Extinción de Dominio la solicitud para que sus bienes pasen a nombre del Estado, pese a que el proceso penal contra estas personas se encuentra en etapa de instrucción.

“Se ha logrado identificar varios bienes (…) que tienen vinculación a las actividades identificadas de lavado de dinero y de activos y de defraudación a la Hacienda Pública”, reza parte de la mencionada solicitud.

Los bienes que la Fiscalía busca que pasen a dominio del Estado son 81 inmuebles, 259 vehículos, 57 cuentas bancarias, 5 depósitos a plazo fijo, 16 sociedades y 21 participaciones en sociedades.

La Fiscalía salvadoreña acusa a Salazar Umaña, alías “Chepe diablo”, y sus colaboradores de lavar 215 millones de dólares a través de empresas de “papel”, incluida una sociedad vinculada al vicepresidente Óscar Ortiz.

El grueso del capital supuestamente blanqueado se encuentra concentrado en las empresas Hotesa S.A. de C.V., que reúne 7 hoteles, y Agroindustria Gumarsal, una de las principales proveedoras de harinas y granos básicos del país, con 6,1 y 177,1 millones de dólares, respectivamente, de acuerdo con la Fiscalía.

A los pocos días de su detención, en abril de 2017, Estados Unidos sacó de su lista de cabecillas del narcotráfico internacional a “Chepe diablo”, porque no juega “un papel significativo” en el narcotráfico a niveles como los cárteles de Sinaloa, según información divulgada por la Embajada estadounidense en El Salvador.

Tras la detención de Salazar, el fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, no descartó la posibilidad de presentar ante los tribunales una acusación por narcotráfico, dado que es considerado el jefe del Cártel de Texis, que opera en el norte de Centroamérica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: