Lo Último

El Salvador buscará apoyo en Congreso EEUU a residencia de ciudadanos con TPS

Canciller salvadoreño, Hugo Martínez. EFE

Por Sabela Bello | San Salvador | EFE.-

El Salvador centrará “todos sus esfuerzos” en buscar aliados en el Congreso de EE.UU. para que posibilite legalmente la residencia permanente a compatriotas amparados por el TPS, que finalizará en septiembre de 2019, dijo hoy en una entrevista con Efe el canciller salvadoreño, Hugo Martínez.

Martínez, quien reconoció que era “difícil mantener esta situación, debido a su temporalidad”, explicó que, “por ser esperada”, el Gobierno tiene otras estrategias y la primera está enfocada en el Congreso estadounidense, donde 135 congresistas han mostrado su apoyo a que “se legisle a favor de otorgar residencia permanente a amparados por el TPS -Estatus de Protección Temporal-“.

Actualmente, la legislación de Estados Unidos no contempla esta posibilidad, por lo que sería necesario llevar la propuesta al Congreso, donde debería recibir los “votos suficientes” para que los 190.000 salvadoreños amparados por el plan temporal puedan tramitar su residencia en los próximos meses.

El funcionario explicó que el Gobierno de El Salvador ha iniciado un proceso de asesoría migratoria a los compatriotas residentes en Norteamérica, para que comiencen con las gestiones para legalizar su residencia permanente.

Según el ministro, “hasta el momento ya fueron asesorados 5.000 salvadoreños en las oficinas creadas para este fin en los distintos estados y el proceso se prolongará todo el tiempo que sea necesario, para que todos aquellos que lo deseen se puedan informar”.

El TPS para salvadoreños fue autorizado en 2001 por el presidente George W. Bush después que dos terremotos sacudieron ese año a El Salvador.

Preguntado por la posibilidad de proponer a EE.UU. la creación de otro programa temporal por otras causas que afectan al país centroamericano, el canciller señaló que “la tendencia del Gobierno de Donald Trump es eliminar cualquier programa bajo temporalidad, por lo que no sería viable esta opción y de ahí que se busque la permanencia”.

Por otra parte, Martínez explicó que “también se brindará apoyo para aquellos compatriotas que decidan regresar, una vez finalizado su TPS”.

“Quienes opten por volver a El Salvador tendrán incentivos fiscales, se les brindará la posibilidad de acceder a créditos blandos para montar sus propios negocios, se creará un banco de empleo y se ofrecerá reinserción en el sistema educativo para todos aquellos que hayan abandonado sus estudios y quieran retomarlos”, explicó el ministro.

Los salvadoreños amparados por el TPS tendrán que decidir en los próximos meses una de las dos opciones y “ya sea en la de gestionar su residencia permanente, ya sea regresar al país, cuentan con el apoyo del Gobierno”.

El Gobierno de EE.UU. decidió este lunes cancelar el TPS a los salvadoreños, pero les dará un periodo de 18 meses a partir de la fecha de su vencimiento -el próximo 8 de marzo- para que abandonen el país o busquen una vía alternativa de regularización.

A partir de la fecha del anuncio, los compatriotas cuentan con 20 meses para tomar una decisión definitiva y gestionar su legalización o buscar alternativas para su retorno.

El canciller animó a los compatriotas a “mantener la calma y a seguir con sus actividades normalmente, porque el anuncio no implica una deportación inmediata de nuestros compatriotas” e insistió en el “compromiso” del Gobierno de brindarles “apoyo permanente”.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU. justificó la decisión de cancelación del TPS en que “ya no existen las condiciones originales causadas” por los devastadores terremotos de 2001 en El Salvador, razón por la que se otorgó esta protección a un total de 263.282 salvadoreños hasta finales de 2016, según datos oficiales facilitados a Efe.

El Gobierno de El Salvador, la comunidad salvadoreña en Estados Unidos y activistas proinmigrantes venían batallando sin descanso en los últimos meses para el mantenimiento del TPS o al menos para su prórroga por seis meses, como el Gobierno hizo con el programa para los hondureños.

Según el Gobierno salvadoreño el TPS beneficia a más de 190.000 salvadoreños, sin embargo, el DHS señala que este programa ampara a más 250.000 compatriotas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: