Saludo por el Día Nacional de la Educación

Managua.-

En el Día Nacional de la Educación que se celebra cada 11 de enero desde el año 2008, Fe y Alegría Nicaragua, como Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social, que contribuye a la educación de calidad en este país, hace un llamado a reflexionar acerca de la situación de la educación en Nicaragua.

Reconocemos los avances que se han realizado en materia de educación, sin embargo, la inversión pública que recibe este rubro actualmente resulta insuficiente para mejorar la calidad educativa en Nicaragua, razón por la cual vemos con preocupación que la educación en este país no es vista con la importancia y prioridad que amerita, a pesar que esta es el motor que impulsa el desarrollo de una nación, lo cual permite alcanzar el bienestar social, nivelar las desigualdades económicas y sociales, acceder a mejores niveles de empleo, elevar las condiciones culturales de la población, ampliar las oportunidades de los jóvenes, entre otros beneficios.

La experiencia mundial muestra una estrecha correlación entre el nivel de desarrollo de un país, en su amplio sentido, con la fortaleza de su sistema educativo y de investigación científica y tecnológica.

En este sentido, creemos oportuno enfatizar que la educación en Nicaragua debe ser vista como un tema prioritario de nación, participativo e inclusivo, en el cual las organizaciones de la sociedad civil, así como las autoridades de gobierno, podamos desarrollar planes estratégicos dentro del sistema educativo actual, que permitan la transformación social de Nicaragua.

Desde este contexto Nicaragua continúa enfrentándose a problemas relacionados con la erradicación de la pobreza, la desigualdad, la competitividad, el empleo, la violencia, la conservación del medio ambiente y la resiliencia ante las catástrofes naturales. A pesar de que las tasas de crecimiento económico  son positivas  en los últimos años , el país no ha podido combatir la pobreza extendida como consecuencia  de muchos factores  relacionados entre sí: desarrollo económico débil, exclusión social  que agrava las disparidades  entre las zonas urbanas y rurales, así como del pacífico y del atlántico, limitados avances en materia de gobernanza, desajuste entre la oferta académica y las necesidades del mercado  laboral; así como el cambio climático, que afecta principalmente  a los sectores más pobres.

Consideramos oportuno recordar la situación actual de la educación en Nicaragua, en este Día Nacional que lo conmemora, para que podamos continuar fortaleciendo lo que representa la esperanza de desarrollo para esta nación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: