Reforma a Poder Electoral Nicaragua “no resuelve crisis política”, según ONG

Roberto Rivas,, Presidente del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua. (Foto tomada de internet)

Managua | EFE.-
  • La reforma electoral fue aprobada este miércoles con 74 votos a favor, compuestos por el FSLN y sus más cercanos aliados, y 15 en contra, sumados por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y el partido indígena Yatama

Una reforma electoral propuesta por el Ejecutivo nicaragüense con carácter urgente, aprobada por la mayoría oficialista en la Asamblea Nacional y que despoja de poderes al presidente del CSE, Roberto Rivas, no “resuelve la crisis” política de este país ni la de ese Poder del Estado, consideró hoy una ONG .

“Con maquillaje no vamos a resolver la crisis en Nicaragua. No es quitándole facultades a Rivas y entregándoselas a otro. Todos los magistrados del Consejo Electoral deben ser destituidos”, dijo el director del organismo cívico Movimiento por Nicaragua, José Antonio Peraza, a periodistas.

La presidencia del Consejo Supremo Electoral (CSE) actualmente está en manos de Rivas, a quien dicha reforma le quitó la potestad de administrar y ejercer la representación legal y administrativa del Poder Electoral, así como de hacer nombramientos y decidir sobre el presupuesto de la institución, para otorgárselas al también sandinista y vicepresidente del Electoral, Lumberto Campbell.

Peraza indicó que con esa reforma “no cambia nada”, porque “toda la estructura fundamental del CSE y sus funciones” favorecen al partido gobernante, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), liderado por el presidente Daniel Ortega.

“No es haciendo cambios cosméticos que las cosas van a cambiar. Todos los magistrados y la estructura fundamental del CSE deben ser removidos, cambiados y además, mejorar las funciones que han venido desarrollando”, sostuvo el también politólogo.

El dirigente del organismo cívico sugirió “una reforma profunda del CSE”, en la que se cambien los procesos de elección de magistrados, en la que se exija que todos los partidos políticos estén representados en la Asamblea Nacional, entre otros puntos.

“Son al menos, 25 reformas fundamentales que deben hacerse”, precisó.

La reforma a la Ley Electoral que fue aprobada hoy llega casi dos meses después de que Rivas fuera sancionado por Estados Unidos por actos de “corrupción significativa” y “graves violaciones a los derechos humanos”.

Estados Unidos incluyó a Rivas entre un grupo de funcionarios, empresarios y compañías de todo el mundo, a quienes se les cerró el acceso al sistema financiero de dicho país, al tiempo que se decretaba la congelación de sus activos “por los atroces actos cometidos”.

Rivas es acusado por la oposición de Nicaragua de beneficiar al FSLN en cada proceso electoral desde 2008 y diversas investigaciones periodísticas le señalan de tener una vida supuestamente opulenta que no corresponde con su salario como presidente del Electoral.

La reforma electoral fue aprobada este miércoles con 74 votos a favor, compuestos por el FSLN y sus más cercanos aliados, y 15 en contra, sumados por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y el partido indígena Yatama.

Todavía se desconoce si Rivas, que se mantiene como presidente del Electoral desde 1999, renunciará o se mantendrá en su cargo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: