Rajoy dice que podría recurrir a Constitución para impedir independencia de Cataluña

Por Raquel Castillo y Sam Edwards / Reuters.-

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, no descartó recurrir a los poderes que le otorga la Constitución para suspender la autonomía de Cataluña e impedir su independencia, en una entrevista con el diario El País publicada en la noche del sábado.

Rajoy realizó estas declaraciones en una jornada en la que decenas de miles de personas se manifestaron en toda España en defensa de la unidad del país y pidiendo un diálogo que ponga fin a la peor crisis política del país en décadas, mientras Cataluña se alista para declarar su independencia.

Al ser preguntado sobre si aplicaría el artículo 155 de la Constitución, que podría llevar incluso a la disolución del parlamento regional y la convocatoria de elecciones, Rajoy dijo que “yo no descarto absolutamente nada de lo que dice la ley. Lo que tengo que hacerlo es a su tiempo, que es lo más importante en este momento”.

En este sentido, indicó que “lo ideal sería que no hubiese que tomar soluciones drásticas, pero para ello tendrían que producirse rectificaciones”.

Desde la celebración hace una semana de una consulta por la independencia en Cataluña anulada por el Tribunal Constitucional, el pulso político entre la administración central y la regional ha ido en aumento, provocando la peor crisis institucional del país en décadas.

“Vamos a impedir que se produzca la independencia (…) Es evidente que tomaremos cualquiera de las decisiones que nos permiten las leyes a la vista de cómo vayan evolucionando los acontecimientos”, dijo Rajoy, añadiendo que el despliegue de la Guardia Civil y la Policía Nacional seguirá en Cataluña “hasta que se vuelva a la normalidad”.

Más temprano, la céntrica plaza madrileña de Colón estuvo abarrotada por miles de personas que ondeaban banderas de España en apoyo a la Constitución y la unidad. Los manifestantes, muchos de ellos con niños, gritaban “Viva España” y “Viva Cataluña”, y portaban pancartas como “No estáis solos” o “Se nos oye menos pero somos más”.

“He venido porque me siento muy española y me da mucha pena lo que está pasando. Intento estar aquí por la unidad, porque también me siento muy catalana. Mi familia vive en Cataluña”, dijo Rosa Borrás, una secretaria desempleada de 59 años, que habló con Reuters entre lágrimas.

“No pueden dividir familias”, agregó Borrás, quien llevaba una pegatina en la espalda con el texto “Cataluña te queremos” dentro de un corazón.

A unos cientos de metros, en la plaza de Cibeles, miles de personas vestidas de blanco respondían a la iniciativa de un llamado al diálogo, convocada en unas 50 ciudades españolas. “Lo que hace falta es sentarse a dialogar y que no nos sigan dividiendo”, dijo a la televisión local Guillermo Fernández, organizador de la marcha “Parlem, Hablemos”.

En Barcelona, alrededor de 2.000 personas se dieron cita en la plaza de Sant Jaume, algunos con camisetas que pedían “Si us plau, dialoguen” (Por favor, dialoguen).

“Se está produciendo una fractura social en Cataluña y eso hay que resolverlo por la vía del diálogo, nunca de unilateralismo de uno o de otro”, dijo José Manuel García, un economista de 61 años que acudió a la marcha vestido de blanco.

La perspectiva de una declaración de independencia ha agitado los mercados y ha provocado un aluvión de cambios de sede de empresas radicadas en la región, como el Banco Sabadell o Gas Natural.

(Editado por Javier Leira y Carlos Serrano)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: