Lo Último

Presidente electo Alvarado aspira a trabajar con Nicaragua en temas que unen

Foto: Luis Madrigal / El Mundo CR

San José | EFE.-

El presidente electo de Costa Rica, Carlos Alvarado, manifestó hoy que en su mandato espera trabajar con Nicaragua en temas de la agenda bilateral que unen a los dos países, que durante los últimos años han estado distanciados en medio de un clima de tensión.

“Con el hermano pueblo de Nicaragua hay mucho de la agenda de desarrollo binacional, de comercio y otros temas que nos unen por el bien de nuestros pueblos, y hay que enfatizar en ellos”, declaró Alvarado, en una conferencia de prensa posterior a recibir las credenciales de presidente electo.

Alvarado, quien asumirá el poder el próximo 8 de mayo, indicó tras una pregunta de un periodista sobre las relaciones con Nicaragua que “necesitamos enfocarnos en trabajar sobre lo que nos une y no necesariamente ahondar en las cosas que nos dividen”.

Costa Rica y Nicaragua son países vecinos que en la última década han tenido relaciones frías y distantes debido a problemas limítrofes tanto en tierra como en mar, que ya fueron dirimidos en dos litigios ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El primer caso por el que la CIJ dictó sentencia en diciembre de 2015 fue la invasión de militares nicaragüenses a la costarricense Isla Portillos y los daños ambientales en la zona al construir caños para unir el nicaragüense río San Juan con el mar Caribe.

La Corte dio la razón a Costa Rica sobre la soberanía del territorio en disputa, con lo que quedaron esclarecidos los límites terrestres, y ordenó a Nicaragua pagar una suma de dinero por daños ambientales, mucho menor a la que pretendía San José.

El segundo caso se resolvió en febrero de 2018 cuando la Corte fijó los límites marítimos entre ambos países tanto en el Caribe como en el Pacífico, luego de que Costa Rica interpusiera una demanda porque Managua estaba ofreciendo bloques para la exploración y explotación petrolera en territorio que consideraba suyo.

Costa Rica asegura que la sentencia se ajustó en su totalidad a los límites que consideraba los correctos y que en el Pacífico hay una diferencia de 25.330 kilómetros cuadrados entre lo que Nicaragua reclamaba como suyo y lo resuelto por la Corte, mientras en el Caribe la diferencia fue de 10.880 kilómetros cuadrados.

Según datos oficiales, en Costa Rica, un país de 4,7 millones de habitantes, viven unos 400.000 nicaragüense que emigraron en las últimas décadas en busca de trabajo y mejores condiciones de vida, aunque organizaciones no gubernamentales que ven temas migratorios creen que la cifra puede ser mucho mayor.

La tensión bilateral afloró nuevamente en días pasados, cuando Costa Rica hizo un llamamiento al diálogo, al respeto de los derechos humanos y a no cerrar medios de comunicación en Nicaragua, se registraban protestas callejeras contra el Ejecutivo que dejaron al menos 32 muertos.

El Gobierno de Nicaragua respondió con una nota en la que expresó que sus políticas “no son competencia” de Costa Rica, y acusó a su vecino de “trato discriminatorio, denigrante y muchas veces racista” contra los cientos de miles de nicaragüenses que han emigrado a suelo costarricense en las últimas décadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: