Posible heredero político de Lula intenta mantener unida a la izquierda de Brasil

Foto del miércoles del exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad en una entrevista con Reuters. Abr 17, 2018. REUTERS/Leonardo Benassatto

Por Lisandra Paraguassu | SAO PAULO | Reuters.-

El posible heredero político del encarcelado expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva insiste en que el líder izquierdista aún es el candidato del Partido de los Trabajadores para las elecciones de octubre, pero se está preparando para asumir ese rol.

Fernando Haddad, de 55 años, dijo el martes a Reuters que está conversando con otros partidos de izquierda para forjar un frente unido de cara a las elecciones si Lula no puede postular debido a su condena por corrupción.

“Estamos viendo que tanto la izquierda como la derecha están divididas, con muchos candidatos. Salvo Lula, nadie tiene más de un 20 por ciento del respaldo de los votantes”, dijo Haddad en su primera entrevista desde que Lula fue encarcelado el 7 de abril.

Haddad, exalcalde de Sao Paulo, es el “Plan B” del PT en caso de que Lula no pueda postularse.

Fuentes del PT dijeron que Lula ha discutido en privado la necesidad de que Haddad comience a preparar una candidatura, a pesar de que el partido planea aferrarse a la postulación de su fundador.

Lula ha aprobado a Haddad como su emisario en las negociaciones con otros líderes de izquierda. Dijo que se ha reunido con el exgobernador del estado de Ceará Ciro Gomes y el jefe del Partido Socialista de Brasil, que podría nominar al exjuez del Supremo Tribunal Federal Joaquim Barbosa.

Tanto Gomes como Barbosa alcanzaron un 9 por ciento de apoyo en un sondeo de Datafolha publicado el domingo. Haddad tuvo un 2 por ciento.

La popularidad del Partido de los Trabajadores ha sido golpeada por escándalos de corrupción y por el juicio político contra la sucesora de Lula, Dilma Rousseff, por violar normas de presupuesto.

Haddad cree que el PT aún puede conseguir un 20 por ciento de los votos en la elección. Pero sin Lula, posiblemente tendrá que apoyar por primera vez a un candidato de otro partido, especialmente en el probable escenario de una segunda vuelta entre los dos aspirantes más votados.

“No hay garantías de que la izquierda tendrá un candidato único. Pero en un balotaje, estoy seguro de que nos uniremos detrás de un candidato de izquierda”, afirmó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: