Policías de Nicaragua se capacitan en tácticas militares y cultura de paz

Un grupo de 51 oficiales de la Policía Nacional concluyeron el viernes el “Décimo Octavo Concentrado Táctico Policial-Militar”, que consiste en entrenar a los agentes en estrategias de guerra, en un país que ya cuenta con Fuerzas Armadas. EFE/Archivo

Managua | EFE.-

Agentes y personal administrativo de la Policía Nacional de Nicaragua fueron capacitados en tácticas militares y cultura de paz, informó este sábado el Gobierno, en medio de una crisis que ha dejado cientos de muertos en protestas contra el presidente Daniel Ortega.

Un grupo de 51 oficiales de la Policía Nacional concluyeron el viernes el “Décimo Octavo Concentrado Táctico Policial-Militar”, que consiste en entrenar a los agentes en estrategias de guerra, en un país que ya cuenta con Fuerzas Armadas.

De manera simultánea la Policía nicaragüense capacitó a más de 60 funcionarios y personal civil de la División de Administración General (DAG), en la “Ley para una Cultura de Diálogo, Reconciliación, Seguridad, Trabajo y Paz en Nicaragua”.

El objetivo de capacitar a los policías con tácticas de guerra es “la protección de nuestras comunidades, de nuestras familias, pero también de nuestras delegaciones policiales”, dijo el inspector general de la Policía Nacional, Justo Pastor Urbina.

En cuanto a la conocida como “Ley de Reconciliación”, lo que se busca es “fortalecer el buen entendimiento, la paz, el diálogo y la convivencia pacífica, a través de pequeñas o grandes acciones que incentiven el entendimiento y las buenas relaciones que inician desde el hogar”, según la institución.

Los ejercicios tácticos militares son realizados por la Policía a raíz de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde el 18 de abril del 2018, que la oposición ha llamado “insurrección cívica”, para distanciarse de los métodos del Gobierno, que incluyen armas de guerra.

La formación en temas legales comenzó esta semana, luego de que la Asamblea Nacional aprobó “Ley de Reconciliación”, con la que el Gobierno espera superar la crisis sociopolítica que ha dejado cientos de personas presas, desaparecidas o muertas, así como miles de heridas y cientos en el exilio, tras participar en protestas contra Ortega.