OPS urge a Venezuela frenar avance de sarampión y difteria

Pacientes con VIH y sus familiares protestan por la falta de medicamentos en Venezuela, frente a la sede de la OPS durante una visita a Caracas de la directora de la organización, Carissa Etienne, el 14 de junio de 2018. AFP

Por Alina DIESTE | AFP.-

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) urgió esta semana a Venezuela a frenar el avance del sarampión y la difteria y disminuir la mortalidad por malaria, así como abordar la actual “fragmentación y segmentación” de los servicios de salud.

Venezuela debe “elaborar y ejecutar urgentemente un plan de acción para detener la transmisión del sarampión y la difteria”, “reducir la morbilidad y la mortalidad debida a la malaria” y “acelerar los esfuerzos para mejorar la integración de los servicios de salud (…) a fin de abordar la fragmentación y segmentación actuales”, dijo la OPS.

Estas recomendaciones están incluidas en un informe sobre Venezuela y países vecinos presentado durante la 162º sesión del comité ejecutivo del organismo, que finaliza este viernes en Washington.

El reporte señala que Venezuela, con más de 30 millones de habitantes, enfrenta una situación sociopolítica y económica que ha afectado “negativamente” los indicadores sociales y de salud, con impacto en la región.

Más de 1,6 millones de venezolanos migraron en 2017 a otros países “lo que ha causado preocupaciones de salud pública”, destacó la OPS, mencionando especialmente a Colombia, Brasil, Ecuador, Guyana, Perú y Trinidad y Tobago.

En Venezuela, además de brotes de difteria, sarampión y malaria que se han extendido “con rapidez”, la OPS indica su preocupación por las infecciones por VIH y tuberculosis, el aumento de la mortalidad materna y de niños menores de un año, y las dificultades de acceso a los medicamentos y de atención de personas con enfermedades crónicas potencialmente mortales.

Por otra parte, aunque reconoce los esfuerzos de Venezuela para mejorar el acceso a los servicios de salud, subraya la disminución de su capacidad de respuesta en emergencias y brotes de enfermedades, y en prevención y reducción del impacto de las enfermedades transmisibles.

“Se requiere tomar medidas inmediatas para abordar las necesidades a corto plazo, reducir el impacto de la migración del personal de salud y racionalizar los recursos existentes a la vez que se movilizan recursos adicionales”, señaló la OPS.

Durante una visita a Caracas la semana pasada, la directora de la organización, Carissa Etienne, expresó su inquietud por los brotes crecientes de sarampión y difteria, que según la OPS dejan 75 muertes desde mediados de 2017.

El gobierno de Nicolás Maduro ejecutó entre abril y mayo pasados un plan de vacunación contra 14 enfermedades, entre ellas difteria, sarampión y tuberculosis.

22.000 médicos emigraron

Algunas cifras sobre la situación sanitaria en Venezuela citadas en el informe:

– Sarampión: se propagó a 21 de los 24 estados del país y la capital Caracas. Entre julio de 2017 y junio de 2018, hubo 2.285 casos confirmados. En Brasil, Colombia y Ecuador también hubo casos relacionados con la migración de venezolanos.

– Difteria: la OPS destaca un “importante brote” desde 2016, con 1.716 casos detectados.

– Malaria: hubo un aumento “considerable” de casos desde 2015 (136.000), 2016 (240.000) y 2017 (406.289), dijo la OPS, que atribuye este incremento al desplazamiento de personas a zonas proclives al desarrollo de la enfermedad, como las zonas mineras, la escasez o el alto costo de los medicamentos y el “debilitamiento” de los programas de control.

– Tuberculosis: los casos también se incrementaron, de 6.063 en 2014, a 7.816 en 2016, y 10.185 en 2017, estos últimos según informes preliminares. Los presos (15,7%) y los indígenas (6,8%) son los más afectados.

– VIH: los casos nuevos por infección por VIH aumentaron 24% entre 2010 y 2016. Además, de los más de 79.400 pacientes registrados para recibir tratamiento antirretroviral, más de 69.300 no lo están recibiendo. “Quince de los 25 medicamentos antirretrovirales que adquiere el gobierno han estado agotados por más de nueve meses”, según la OPS.

– Personal de salud: el informe señala que 22.000 médicos emigraron, esto es, un 33% de los médicos que había en el país en 2014. Las especialidades más afectadas son neonatología, anestesiología, cuidados intensivos y atención de urgencias. Además, 6.000 técnicos de laboratorio y entre 3.000 y 5.000 enfermeros se fueron del país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: