Lo Último

Obispo ve imposible diálogo si el Gobierno de Nicaragua no cambia su postura

Foto archivo / cawtv.net

Managua | EFE.-

El obispo Silvio Báez advirtió hoy que mientras el Gobierno de Nicaragua no cambie de postura y vea la democratización como un “intento de golpe de Estado” no será posible reactivar la mesa de diálogo nacional para superar la crisis sociopolítica.

“Mientras la ruta constitucional y pacífica hacia la democratización de Nicaragua sea vista por el Gobierno como golpe de estado y ni siquiera deseen hablar de ello, será imposible algún diálogo para poder superar la crisis política que sufre el país”, indicó el líder religioso en Twitter.

El prelado defendió el papel de la Conferencia Episcopal de Nicaragua en su papel de mediadores y testigos, y agradeció la confianza de los nicaragüenses con un mensaje en pasado y con sabor a despedida poco esperanzador para el futuro del diálogo.

“Los Obispos de Nicaragua aceptamos con fe en Dios ser mediadores en el Diálogo Nacional, dimos de corazón capacidad y tiempo para llevarlo adelante, arriesgamos hasta la vida, fuimos transparentes con el pueblo y actuamos con gran amor al país. ¡Gracias a todos por su confianza!”, señaló Báez.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) decidió suspender temporalmente la mesa de diálogo nacional por la falta de acuerdo existente entre el Gobierno, los estudiantes, la sociedad civil y el sector privado.

La decisión de la Iglesia se produjo después de que en la tercera sesión del diálogo, y tras más de 7 horas de debate, los interlocutores fueran incapaces de profundizar ni en la democratización planteada por todos los sectores menos el Gobierno, ni en la desinstalación de los bloqueos en las carreteras, la gran preocupación del Ejecutivo por sus graves consecuencias económicas y sociales.

Los obispos sugirieron “la conformación de una comisión mixta de seis personas, tres por cada parte, con el objetivo de que logren un consenso para superar este impás” y destacaron “la búsqueda de la paz y el amor a Nicaragua” como la identidad común que les une a todos.

Previamente el Gobierno de Nicaragua denunció un intento de “golpe de Estado” en la mesa de diálogo nacional, después de que se planteara una reforma constitucional y el adelanto de las elecciones para el primer trimestre de 2019.

Nicaragua cumple hoy 37 días de una crisis que se ha cobrado al menos 76 muertos y 868 heridos, según cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: