Lo Último

Nicaragua: 14,000 familias agricultoras y pesqueras con producción fortalecida y sostenible en la Costa Caribe

Proyecto financiado por donación de US$33.9 millones del Programa Global de Agricultura y Seguridad Alimentaria (GAFSP)

El Banco Mundial y el Gobierno de Nicaragua firmaron hoy el convenio para implementar un1393018541_costa caribe proyecto para fortalecer la seguridad alimentaria y nutricional de 14,000 familias en 15 municipalidades de la Costa Caribe de Nicaragua. El proyecto busca mejorar las capacidades de producción y mercadeo de pequeños productores agrícolas y pesqueros y de empresarios rurales, a través del diseño, financiamiento e implementación de planes innovadores de desarrollo.

“Enfocado en 15 municipios de la Costa Caribe, el Proyecto dará cobertura a familias de escasos recursos quienes mejorarán su organización, capacidad productiva y educación nutricional, con acompañamiento técnico, transferencia de tecnologías, alianzas con actores privados y apoyo de las instituciones del sistema de producción, consumo y comercio”, señaló Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua.

Los beneficiarios del proyecto serán pequeños productores, trabajadores rurales y pescadores artesanales de unas 246 comunidades indígenas, afrodescendientes y mestizas en los municipios de Puerto Cabezas, Bonanza, Rosita, Waspam, Siuna, Prinzapolka, Waslala y Mulukukú (Región Autónoma de la Costa Caribe Norte); y Paiwas, Bluefields, Kukra Hill, El Tortuguero, La Desembocadura de Río Grande, Laguna de Perlas y La Cruz de Río Grande (Región Autónoma de la Costa Caribe Sur). En estos municipios, siete de cada diez personas viven en pobreza.

El proyecto, que será implementado por el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA), ayudará a la ampliación del programa de inversión pública hacia la Costa Caribe, como parte de la estrategia nacional de apoyo al sector agropecuario y la seguridad alimentaria.

“Desde 2007 el programa PRORURAL Incluyente ha contribuido con apoyo financiero y asistencia técnica a la acumulación de capital humano de las familias rurales nicaragüenses de recursos limitados en diversas regiones del país. Esta nueva inversión beneficiará a pequeños productores, pueblos indígenas y comunidades étnicas, así como a cadenas productivas con potencial para aumentar la producción de alimentos y mejorar la nutrición en la Costa Caribe de Nicaragua”, dijo Luis Constantino, representante del Banco Mundial en Nicaragua.

Uno de los componentes del proyecto tiene como objetivo mejorar las capacidades de productores y empresas rurales y promover su participación en el diseño e implementación de planes para introducir innovaciones en sus sistemas de producción y para consolidar oportunidades de mercado y de empleo. Otro de los componentes financiará actividades para mejorar la calidad de la producción agrícola, mediante la generación y transferencia de tecnología, y para promover la educación nutricional y la diversificación de la producción y el consumo.

El “Proyecto de Apoyo para el Incremento de la Productividad, Seguridad Alimentaria y Nutricional en la Costa Caribe Nicaragüense” será financiado por una donación de US$33.9 millones del Programa Global de Agricultura y Seguridad Alimentaria (GAFSP, por sus siglas en inglés); una participación de US$5.84 millones del Gobierno de Nicaragua y un aporte de US$2.26 millones de los beneficiarios, para un monto

total de US$42 millones. La donación del GAFSP fue aprobada en principio el 7 de septiembre de 2013 y se designó al Banco Mundial para apoyar al Gobierno de Nicaragua en la preparación detallada del proyecto. La donación fue confirmada por el GAFSP el 26 de noviembre de 2014.

Sobre el GAFSP

El Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (GAFSP) es un fondo fiduciario de varios donantes creado en 2010 para mejorar la seguridad alimentaria en los países más pobres del mundo. El GAFSP se creó tras la crisis de los precios de los alimentos para financiar soluciones de largo plazo que permitieran generar capacidad de adaptación, aplicar políticas para ayudar a las personas a lidiar con la volatilidad de los precios y contribuir a evitar nuevas crisis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: