Mujeres rurales costarricenses contarán con mayores habilidades para el emprendimiento

San José, (IICA).-

Alianza entre el IICA y el Ministerio de Trabajo de Costa Rica pretende generar mejores condiciones productivas en comunidades rurales vulnerables de este país.

Emprendedoras de zonas rurales de San José, Costa Rica, fortalecerán sus habilidades productivas por medio del Curso de Emprendimientos para Mujeres del Sector Rural, desarrollado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) del país, con apoyo del Instituto Nacional de la Mujer (INAMU).

La iniciativa pretende dotar de más y mejores oportunidades de generación de ingresos a empresarias de menor escala de comunidades rurales y es el primer producto del Programa de Capacitación para la Generación de Empleo en el Sector Rural del MTSS y el IICA, que busca beneficiar a 1 500 productores agrícolas costarricenses.

El curso, que comenzó el 13 de mayo, está compuesto por cinco módulos: empoderamiento, emprendedurismo rural, comercio electrónico, ofimática y manipulación de alimentos.

“En la sociedad rural el papel de las mujeres es fundamental, es necesario que cuenten con los instrumentos que las conviertan en líderes y catalizadoras del progreso en sus comunidades”, dijo el Representante del IICA en Costa Rica, Miguel Ángel Arvelo.

En el programa, además del curso, el MTSS brindará un subsidio económico para que las beneficiarias utilicen su tiempo y esfuerzo en capacitarse sin afectar el cuidado de los hijos y otras ocupaciones.

“El 60% de quienes se benefician de nuestra estrategia de generación de empleo son mujeres, queremos que se incorporen con mayor empuje al mercado laboral en condiciones decentes y de calidad, con más oportunidades y opciones”, manifestó el Ministro de Trabajo y Seguridad Social de Costa Rica, Steven Nuñez.

“El siguiente paso será analizar los resultados del proyecto para replicarlo de manera contundente en otros territorios del país con altos índices de pobreza y desempleo, a partir de noviembre” aseguró la Ministra de la Condición de la Mujer de este país, Patricia Mora.

Las primeras 45 emprendedoras participan en actividades variadas, como agroindustria, textil, estética, fabricación de artesanías, servicios de guardería y decoración para eventos.

Iveth Wright, afrodescendiente y emprendedora del sector textil, consideró que el curso le dará herramientas para administrar, promocionar y mejorar la calidad de sus productos. Explicó que, principalmente, espera brindar condiciones de vida más dignas a su hijo.