Líder opositor Guaidó llama a soldados a darle la espalda a gobierno venezolano frente a base militar

Por Vivian Sequera | Reuters.-

Desafiando al presidente Nicolás Maduro, el líder opositor de Venezuela Juan Guaidó llamó el martes a militares y civiles a buscar “el cese definitivo” del gobierno y se mantenía apostado frente a una base aérea rodeado de soldados, políticos y manifestantes.

En una autopista y junto al dirigente Leopoldo López, que hasta ahora permanecía en arresto domiciliario en Caracas, Guaidó resistía junto a cientos de manifestantes oleadas de gases lacrimógenos lanzados por la Guardia Nacional para desalojar la vía, según testigos de Reuters.

“El llamado es aquí en este momento en la base aérea de La Carlota a acompañar el cese definitivo de la usurpación (…) Hoy es un encuentro de todos los venezolanos”, dijo Guaidó temprano en la mañana en un video publicado en su cuenta de Twitter, rodeado de militares y junto a López.

“Hacemos un gran llamado a los empleados públicos y a un componente fundamental nuestras fuerzas armadas”, agregó, vestido de traje oscuro con una pequeña banda azul atada en su brazo izquierdo.

El ministro de Información, Jorge Rodríguez, dijo que el Gobierno confrontaba a un pequeño grupo de “traidores militares” que busca promover un golpe de Estado desde una autovía en la capital. Pero, más allá de efectivos de la Guardia Nacional, en la autopista y en la base no se veían movimientos de tropas.

De acuerdo con el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, las fuerzas armadas de su país “se mantienen firmes en defensa de la Constitución y sus autoridades legítimas” y agregó en su cuenta de Twitter que las unidades militares operan con normalidad bajo sus comandantes “naturales”.

“Es una pequeñísima fracción de la fuerza armada y el Sebin (la policía venezolana de inteligencia) la que ha participado en este golpe”, dijo en la televisora estatal Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del gobierno y presidente de la oficialista Asamblea Constituyente.

Cabello llamó a los seguidores del gobierno de Maduro, movimientos sociales y a la milicia que se movilizaran el martes al palacio presidencial.

PIDEN EVITAR BAÑO DE SANGRE

En la base aérea de La Carlota un grupo de tanquetas se ubicaron junto a la autopista, mientras algunos manifestantes encapuchados quemaban basura en la vía que circunda la base y que estaba bloqueada por unos camiones y autobuses.

Durante unas horas Guaidó y su grupo estuvieron protegidos por tres tanquetas similares a las de la base, pero después al menos dos de esos vehículos se retiraron aunque decenas de militares los seguían acompañando.

Guaidó, quien al frente del Parlamento desconoció el Gobierno de Maduro en enero y se proclamó presidente encargado del país -con el apoyo de diputados y de decenas de gobiernos del mundo- dijo que su llamado está apegado a la Constitución y defendía la lucha no violenta.

El gobierno de España pidió el martes evitar un derramamiento de sangre y exhortó a celebrar elecciones inmediatas.

La Casa Blanca dijo que el presidente estadounidense Donald Trump estaba al tanto de la situación y estaba monitorizando los acontecimientos.

En algunas calles al este de la capital la gente se movilizaba muy temprano a sus trabajos y funcionaba el transporte subterráneo. Se escuchaban en barrios del este y oeste de Caracas el sonido de cacerolas que golpeaban algunos habitantes en apoyo a Guaidó, según testigos de Reuters.

(Reporte de Vivian Sequera, Corina Pons y Deisy Buitrago. Editado por Marion Giraldo, Carlos Serrano y Pablo Garibian)