Lo Último

Las escolas del carnaval de Rio inician desfiles con marcado tono político

Celebración del carnaval del bloco de Carmelitas en Rio de Janeiro, el 9 de febrero de 2018 (AFP/Archivos | MAURO PIMENTEL)

Por Sebastian Smith, Louis GENOT | AFP.-

Las mayores escuelas de samba de Rio de Janeiro iniciaron este domingo la primera de sus dos noches de desfiles de carnaval, que pondrán en la pista del sambódromo a unos 40.000 participantes ante los ojos deslumbrados de más de 70.000 espectadores.

Muchas de las trece escuelas escenificarán “enredos” relacionados con la situación de violencia que vive Rio y con la corrupción de los políticos que gobiernan Brasil, así como reflexiones sobre la esclavitud y el progreso o con homenajes a personalidades del universo del “mayor carnaval del mundo”.

La primera “escola” en desfilar fue Imperio Serrano con el tema “La ruta de China”, en el cual expresa la admiración por la cultura milenaria que se irguió como una nación líder de siglo XXI.

Los primeros carros alegóricos representaron una pagoda gigantesca. Otros estaban encabezados por la figura de un dragón, de un Buda o ilustraban la Gran Muralla, mientras en las alas de desplegaban alegorías sobre la ruta de la seda o la guardia imperial de las viejas dinastías.

La noche del domingo desfilarán siete de las trece escuelas y la siguiente las otras seis, en procesiones de carros alegóricos, afinadas baterías de percusión y disfraces extravagantes que duran hasta el amanecer. Cada escuela está formada por unas 3.000 personas.

El desfile, mundialmente famoso, no es solo un gran y colorido espectáculo, sino también una disputada competencia: cada escuela es evaluada por un jurado, que revisa con precisión la calidad de la música, los vestuarios y el tema elegido por cada grupo, entre otros criterios.

El trabajo de un año entero es juzgado en menos de una hora de espectáculo.

El año pasado, el carnaval de Rio coronó a dos escuelas que terminaron empatadas y que vuelven para defender su título. Mocidade va a desfilar de última el domingo y Portela será la segunda en presentarse el lunes.

Así como en el fútbol, en el carnaval también hay escuelas de primera y segunda división. Las más importantes, que integran el “grupo especial”, normalmente son doce.

Pero este año, excepcionalmente, desfilarán trece: ninguna fue rebajada desde el carnaval pasado debido a dos accidentes graves durante el desfile que causaron la muerte de una periodista y dejaron varios heridos.

Las normas de seguridad fueron reforzadas para esta edición y los conductores de los vehículos alegóricos deberán someterse, por primera vez, a pruebas de alcoholemia antes del evento.

Carnaval de crisis

Pero la seguridad no es un tema específico del Sambódromo.

Unos 17.000 policías fueron desplegados en la ciudad, que vive una ola de violencia centrada en la guerra que opone a bandas de narcotraficantes en las favelas.

Para complicar las cosas, las escuelas debieron sacar punta a su creatividad después de que el alcalde, Marcelo Crivella, un exobispo evangélico, les redujera a la mitad las subvenciones municipales, alegando el impacto de la crisis financiera.

Pero tras agrias polémicas, Crivella adoptó un tono más conciliador y admitió el viernes que la celebración, que atrae a más de un millón de turistas y genera más de 1.000 millones de dólares, podría “devolverle el optimismo” a la ciudad.

Mangueira, una de las “escolas” que que desfilará este domingo en la avenida “Marqués de Sapucaí”, como se conoce al sambódromo, desfilará con el tema “Con dinero o sin dinero me divierto” y con unos provocadores versos: “Pecado es no divertirse en el carnaval”.

Presidente Drácula

Otra “escola”, Paraíso do Tuiti, pondrá en escena un enredo con título más que evocador: “Dios mío, Dios mío, ¿está abolida la esclavitud?”, que recordará que este año se cumplen apenas 130 años del fin de esa forma de explotación humana en Brasil, sin que sus secuelas se hayan acabado.

Varias alas de este desfile estarán consagradas a recordar esos vestigios, como el alto nivel de desigualdad social, la explotación en los trabajos rurales y en talleres industriales, el trabajo informal. Denunciará en el mismo sentido la reciente reforma de la legislación laboral, que flexibilizó las normas de contratación y de despidos.

En una carroza, una figura de Drácula tendrá los rasgos del presidente Michel Temer.

La protesta “es un camino que las ‘escolas’ retoman”, porque “tienen un papel social: reivindicar las voces de las personas más pobres”, dijo a la AFP el figurante que tendrá las alas de este Drácula, Leo Morais, un profesor de historia de 39 años.

Fuera del sambódromo, millones de entusiastas carnavaleros desfilan desde hace varios días en ‘blocos’ callejeros, unas procesiones que arrastran multitudes a cualquier hora del día y de la noche.

El carnaval callejero reúne también a millones de personas en otras ciudades de Brasil como Salvador de Bahia y Recife, en el noreste, donde la fiesta se tiñe con el folclore regional al ritmo de ‘blocos’ de samba-reggae, frevo y maracatú.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: