Lo Último

Lanzan campaña ambiental para evitar contaminación de lago en Nicaragua

Archivo

Managua | EFE.-

Al menos 10.000 envases de agroquímicos se prevén recolectar a través de una campaña ambiental que busca evitar se siga contaminando el lago artificial Apanás, un sitio Ramsar ubicado en el norte de Nicaragua, informaron hoy sus promotores.

“Es la segunda vez que promovemos una campaña para sacar los envases de agroquímicos de este territorio”, explicó a Efe el miembro del comité de organización del grupo Multiactor por la Sostenibilidad del lago Apanas (Maslago), Norvin Palma Luna, durante la celebración de la campaña denominada “Reciclaton Campo Verde”.

La primera vez que se hizo una recolección de este tipo fue el año pasado, resultando al menos 10.000 envases recolectados, y este año se prevé igual o superar la cifra, de acuerdo con Palma.

El lago Apanás, situado en el departamento de Jinotega, 168 kilómetros al norte de Managua, fue construido en 1964 para generar energía hidroeléctrica y actualmente está siendo afectado por la deforestación, el crecimiento de la frontera agrícola y la sedimentación, según ha informado el organismo belga Rikolto.

Apanás, que comprende una superficie de 641 kilómetros cuadrados, de los cuales 38 kilómetros cuadrados corresponden al espejo de agua, fue declarado en 2001 como sitio Ramsar (Humedal de importancia internacional) por la Unesco, por ser un refugio para la conservación de la flora y fauna silvestre.

Además de servir para la generación de energía hidroeléctrica, el lago Apanás es una fuente importante de agua y de otros medios de vida, como la pesca y la agricultura, dijo, por su parte, el presidente de la comunidad indígena de Jinotega, José Morán.

“Tenemos la mala costumbre de tirar el desecho tóxico, pero ya estamos haciendo conciencia de que eso es nocivo (para el lago)”, anotó Morán.

Según el líder local, en la campaña, cuyo día central de recolección fue este jueves, participan al menos 18 de las 28 comunidades indígenas de la etnia Chorotegas, y que habitan en las cuencas del lago.

De los 37.000 habitantes, un 75 por ciento está apoyando la labor de recolectar envases de agroquímicos y también otras de botellas plásticas y de vidrio.

La campaña de recolecta de desechos se pretenden extender por más meses, según los organizadores, entre ellos empresas privadas, colegios públicos y cooperativas.

Según datos de Rikolto, que apoya el proyecto, en el lago Apanás ingresan anualmente un promedio de 4.000 toneladas de sedimentos, causado principalmente por la deforestación y el mal uso del suelo.

La sedimentación, según esa ONG, está provocando la mortandad de peces o que no desarrollen su tamaño.

De continuar recibiendo ese promedio de sedimentación, el lago Apanás podría desaparecer a mediano plazo, según la organización.

Además, de ese problema, el avance de la frontera agrícola y el uso de pesticidas en los cultivos están dañando la zona y contaminando el agua, alertó.

De seguir llegando desechos tóxicos al lago al menos 5.000 familias serían afectadas directamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: