La oposición critica la estrategia diplomática de Nicaragua en medio de la crisis

Juan Sebastián Chamorro. EFE

Managua | EFE.-

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia criticó este miércoles al Gobierno de Nicaragua por establecer relaciones con 14 países en tres meses, pero cortar negociaciones a lo interno para resolver la crisis que ha dejado cientos de muertos.

Según los miembros de la Alianza, el Gobierno busca oxígeno para su economía en países de otros continentes, cuando lo correcto sería solucionar la crisis sociopolítica interna, para evitar una recesión.

“Andan buscando tontos útiles que les den riales (dinero), aquí la solución no es andar buscando riales con los turcos y los etíopes, aquí (la crisis) se soluciona sentándose con los nicaragüenses y democratizando el país”, dijo el representante de la Alianza, Juan Sebastián Chamorro, a periodistas.

La propuesta de solución de los opositores es la misma que en junio pasado recomendó la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuando resolvió que el Gobierno de Daniel Ortega debía sentarse a negociar con la Alianza para superar la crisis.

La semana pasada el Gobierno de Ortega confirmó que no acatará la resolución de la OEA, decisión que fue rechazada por Chamorro, quien afirmó que el presidente nicaragüense “le dio la espalda a 20 países” de la OEA, para buscar beneficios económicos en nuevos horizontes.

Desde mayo el Gobierno de Nicaragua ha informado del establecimiento de relaciones diplomáticas con Abjasia, Burundi, Etiopía, Eritrea, Gambia, Islas Marshall, Kenia, Osetia del Sur, Palaos, República Centroafricana, Sri Lanka, Sudán del Sur, Túnez y Uganda.

Mientras Nicaragua extiende el número de amistades en el exterior, la cantidad de personas muertas en el marco de la crisis de Nicaragua continúa en ascenso, según Chamorro.

“El número sigue aumentando: 328 personas. Esta es una cifra macabra. En la historia de Nicaragua ningún régimen, ningún Gobierno, ha asesinado y se ha documentado de la manera como lo ha hecho este régimen”, destacó el opositor.

Las 328 víctimas es la cifra más reciente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre las víctimas de la crisis, aunque organizaciones locales cuentan hasta 594, frente a 200 reconocidas por el Gobierno.

“Ni siquiera la dictadura de los Somoza, que no fue buena, no asesinaba a personas en las calles, lo hizo en 1959 y murieron cuatro estudiantes, aquí estamos hablando de 328 asesinados documentados”, agregó Chamorro.