La FARC expulsa de su partido a los exlíderes que retomaron las armas

Bogotá | EFE.-

El partido colombiano FARC, en el que se transformó esa antigua guerrilla, expulsó este miércoles al grupo de exlíderes que retomó las armas, encabezado por quien fue negociador de paz, Luciano Marín, alias “Iván Márquez”.

Además de Márquez fueron expulsados Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias “Jesús Santrich”; Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias “El Paisa”; Henry Castellanos Garzón, alias “Romaña”; José Manuel Sierra Sabogal, alias “Aldinever”, y José Vicente Lesmes, alias “Walter Mendoza”, entre otros, detalló el partido en un comunicado.

Todos ellos aparecieron en un video anunciando que volvían a las armas y retomaban incluso el nombre de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, transformadas en partido con el nombre de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

La FARC recordó que tras conocer el video la comisión de Ética Nacional y de Disciplina convocó a todos ellos para que se presentaran a explicar la decisión que habían tomado “dadas las gravísimas violaciones a los estatutos (del partido), contenidas en su pronunciamiento, convocatoria que no tuvo ninguna respuesta”.

Tras no acudir a declarar, la comisión decidió expulsar a quienes aparecen en el video por abandonar “el proceso de paz, el rearme, la usurpación” de su “nombre histórico”, así como ” el desconocimiento” de sus “organismos de dirección, estatutos y código de ética”.

Ante la situación reiteraron que “la gran mayoría del conjunto de la FARC superior al 95 % de los exguerrilleros” continúan “acogidos al proceso de paz en cumplimiento de lo acordado”.

Además, aseguraron que el hecho de que usen el nombre de Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia tal y como están empleando en sus mensajes “para incumplir lo pactado”, lo consideran como “una afrenta” a su prestigio, “construido durante muchos años de enconada lucha, con grandes sacrificios y sangre ofrendada por la paz”.

El comunicado concluye que negarse “unilateralmente a cumplir con el compromiso pactado con el pueblo para la búsqueda de la paz estable y duradera sin recurrir a nuestra democracia interna los aleja de nuestra tradición de cumplir los compromisos adquiridos”.