Lo Último

La Eurocámara lamenta que se exporten armas sin importar el uso final y destino

Los eurodiputados votan en el pleno de la Eurocámara. EFE/Archivo

Estrasburgo (Francia), EFE.-

El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy un informe que lamenta que países de la Unión exporten armas sin tener en cuenta su uso final a países como Arabia Saudí y reclama reforzar la posición común europea contra la venta a países que no respeten los Derechos Humanos.

El texto manifiesta “alarma” por que se hayan concedido casi todas las licencias de exportación solicitadas a algunos países como Arabia Saudí, pese a que las exportaciones a estos destinos vulneran diversos criterios de esa posición común.

En concreto, lamentan que se hayan concedido casi todas las solicitudes de licencias (95 %) de exportación a Arabia Saudí relativas a la categoría ML9 (buques de guerra, que se utilizan para imponer el bloqueo naval a Yemen) y las categorías ML10 (aeronaves) y ML4 (bombas, etc.)

Esa venta de armas, añade el texto aprobado por el PE, “ha sido fundamental para la campaña aérea, lo que contribuye al deterioro de la situación humanitaria, al desarrollo sostenible de todo el país, y a prolongar el sufrimiento de la población yemení”.

El texto felicita a quienes no venden armas a Arabia Saudí y otros países y “lamenta profundamente, sin embargo, el hecho de que otros Estados miembros no parezcan tener en cuenta el comportamiento del país de destino y el uso final de las armas y la munición exportadas”.

En ese punto, el texto incorporó en un primer lugar una mención a España, pues se felicitaba a los países que habían cambiado de postura sobre la venta de armas a Arabia Saudí, una mención que fue eliminada por una enmienda oral de la ponente Sabine Losing (ecologista alemana) tras las últimas decisiones del Gobierno de España al respecto.

“Felicita a los Estados miembros que, como España, Alemania y los Países Bajos, han cambiado su práctica en relación con el conflicto de Yemen”, decía el texto original, después enmendado tras la votación.

La posición común europea sobre la exportación de armas, adoptada en 2008, señala que las licencias de exportación deben denegarse “cuando exista un riesgo manifiesto de que el receptor previsto pueda utilizar la tecnología o los equipos militares cuya exportación se propone para agredir a otro país” o si pudieran “provocar o prolongar conflictos armados”, entre otros criterios.

El texto pide asimismo que la metodología de evaluación de riesgos para la concesión de licencias de exportación incorpore un principio de cautela y que los Estados, además de evaluar si una tecnología militar específica podría utilizarse para la represión interna o para otros fines no deseados, también deben evaluar los riesgos en función de la situación general del país de destino.

El informe reclama más allá a los Estados miembros que faciliten mayor información sobre las licencias de exportación y las exportaciones reales, y la compartan de forma sistemática, “en particular información sobre los usuarios finales que sean motivo de preocupación”, entre otras.

Por otro lado, el texto subraya que los Estados tienen el derecho legítimo de adquirir tecnología militar con fines de autodefensa y afirma que el mantenimiento de una industria en ese ámbito es una parte de la autodefensa de los Estados miembros.

Asimismo, se considera que, en el contexto del “brexit”, sería importante que el Reino Unido se comprometiera a seguir vinculado por la Posición Común y que aplicase sus disposiciones operativas al igual que otros países terceros europeos.

Por último, reiteran el efecto perjudicial que puede tener la exportación insuficientemente controlada de tecnologías de cibervigilancia por parte de empresas de la Unión en la seguridad de la infraestructura digital de esta y en el respeto de los derechos humanos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: