La embajada de España en Nicaragua rinde un homenaje a los Premio Cervantes y Reina Sofía

El embajador de España en Nicaragua, Rafael Garranzo (c), junto al ganador del premio Cervantes 2017, el escritor Sergio Ramírez (i), y la ganadora del premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, la poetisa Claribel Alegría (d), fueron registrados este lunes durante un homenaje realizado por la embajada española en Nicaragua a los premiados. EFE

Managua | EFE.-

La embajada de España en Nicaragua rindió hoy (Lunes) un íntimo homenaje al escritor ganador del Premio Cervantes 2017, Sergio Ramírez, y a la poetisa Claribel Alegría, quien fue galardonada con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

Durante el acto, el embajador de España, Rafael Garranzo, destacó que “la relación de los premios con los premiados va en las dos direcciones porque un premiado es honrado por el premio, pero al mismo tiempo los premios son premiados cuando reconocen la obra, y los dos premios de este año, el Cervantes y el Reina Sofía se han revalorizado por la calidad de las personas a las que se ha hecho el reconocimiento”.

En declaraciones a Acan-Efe, el Premio Cervantes, Sergio Ramírez, indicó que este acto, organizado por la Embajada española, “es una muestra de amistad y viene a demostrar la grandeza que tiene España tanto para mí y para las relaciones con Nicaragua”.

Ramírez también se refirió a la coincidencia de que dos nicaragüenses hayan obtenido los dos premios de poesía y literatura más importantes durante el mismo año.

“Es una conjunción astral, dos planetas se alinean… creo que el que hayan caído el gran premio a la poesía hispanoamericana como es el Premio Reina Sofía, y el premio a las letras hispanoamericanas como es el Premio Cervantes en esta maravillosa lotería literaria en un país tan pequeño como Nicaragua es de admirar, así que yo celebro la literatura nicaragüense y la centroamericana”, afirmó.

Respecto al futuro de la literatura en Centroamérica, Ramírez afirmó “tener mucha fe en los jóvenes, porque viene una generación muy numerosa, por lo que espero que esa corriente siga creciendo y fortaleciéndose, porque tenemos una gran literatura que hay que seguir haciendo pero también que tiene que seguir conociéndose”, concluyó.

Por su parte, Claribel Alegría, señaló “que le pareció maravilloso este acto” y mostró su alegría por los premios recibidos tanto por ella como por el propio Sergio Ramírez.

“¡Qué lindo que Sergio y yo lo ganamos, estoy muy feliz y muy contenta!”, expresó.

El nicaragüense Sergio Ramírez fue galardonado en noviembre con el Premio Cervantes 2017, convirtiéndose en el primer escritor centroamericano que ha sido reconocido con este galardón, por reflejar en su literatura “la viveza de la vida cotidiana, convirtiendo la realidad en una obra de arte”.

Considerado el Nobel de literatura en castellano y dotado con 125.000 euros, la edición del premio volvió a cumplir la ley no escrita que reparte el galardón de forma alternativa entre Hispanoamérica y España.

El jurado concedió el premio a Ramírez “por aunar en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor, así como por reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte, todo ello con especial altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico”.

Por su parte, Claribel Alegría es a sus 93 años la única discípula viva del poeta onubense Juan Ramón Jiménez.

El Premio Reina Sofía es considerado el Cervantes de la poesía y está dotado con 42.100 euros (46.336 dólares), además de una edición de un poemario antológico de Alegría.

El premio reconoció el conjunto de la obra de un autor vivo que, por su valor literario, constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: