Lo Último

La desnutrición en Venezuela también llega al fútbol

Tomado de La Nación.com.-

La alerta la ha dado el director técnico de la Vinotinto sub-20, confirmando que la desnutrición cabalga sin freno en Venezuela y sus deportistas no están exentos. “No hay que mentir. Nuestras jugadoras manifiestan un grado de desnutrición tremendo”, confirmó el panameño Kenneth Zseremeta al canal local Globovisión, tras contrastar que las evaluaciones médicas arrojaban la mala nutrición en sus resultados. “Se me salen las lágrimas”, remachó el técnico.

Las jugadoras criollas derrotaron el martes 2-0 a Bolivia, consiguiendo así la medalla de bronce de los Juegos Bolivarianos que se disputan en Colombia. Todo un éxito al conocerse su estado físico y de salud: las atletas compitieron en inferioridad de condiciones por culpa de la enorme crisis social y económica que asola Venezuela . Una tormenta perfecta que suma hiperinflación, el default parcial de su deuda externa y la escasez de alimentos y medicinas.

La noticia se sumó a la ola de indignación provocada por los niños malnutridos en un país que aumentan todos los días. “Nuestras valientes jugadoras, ejemplo de esfuerzo y sacrificio, presentan cuadros de desnutrición por la crisis que vivimos”, clamó Lilian Tintori, activista y mujer del preso político Leopoldo López.

Horas antes, Caritas también había mostrado su alarma ante el crecimiento de la desnutrición aguda en población infantil: en un solo año pasó de 8% a 14,5%. Llegar al 15% supone emergencia alimentaria., según la Organización Mundial de la Salud. Los carbohidratos soportan la mayor parte de las dietas, carente de proteínas y grasas. Leche, carne, pescados y huevos escasean y si llegan a los mercados sus precios son astronómicos.

Las noticias sobre niños hambrientos golpean todos los días medios y redes. La organización Codevida cifró en 180.000 los niños en desnutrición aguda mientras Caritas destacaba que la falta de alimentos debilita su estado inmunológico y complica su supervivencia en los hospitales, víctimas de virus o bacterias.

“Esta situación comenzó a ser una crisis humanitaria cuando murió el primer niño por hambre”, matiza Susana Raffalli, una de las grandes expertas del país. Las cifras recogidas por distintas ONGs apuntan a que en Venezuela están muriendo seis niños a la semana por desnutrición y 280.000 están en peligro.

Las historias se agolpan por todo el país. En San Félix, en el estado fronterizo con Brasil, el gobierno habría encubierto la muerte por hambre de 24 bebés a lo largo del año, según la investigación del Correo del Caroní. Los médicos del hospital Raúl Leoni han recogido cada uno de los casos, pese a las amenazas que se ciernen sobre ellos.

Los llamamientos desesperados en busca de alimentos infantiles y medicamentos para paliar la desnutrición recorren las redes, ya sea tetraciclina, calcio, ácido fólico, hierro y leche. Las imágenes de niños desnutridos también, incluidas las falsas, como la de una pequeña argentina a principios de siglo. Errores o intoxicaciones que no pueden ocultar la realidad: de los 2,4 millones de personas subalimentadas en América del Sur, 1,3 son venezolanas, según Raffalli.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: