La Cámara venezolana apoyó la investigación mexicana que acabó red de especulación

Vista de la sede del Consejo Comunal de Tocome, donde encargados del operativo entregan cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP)en Caracas (Venezuela). EFE/Archivo

Caracas | EFE.-

El Parlamento venezolano, que controla la oposición, colaboró con la investigación del Estado mexicano que culminó con la desarticulación de una red de especuladores que compraba alimentos de baja calidad y los revendía con sobreprecio al Gobierno de Nicolás Maduro, dijo hoy el diputado Juan Guaidó.

“(Hubo) un seguimiento y una colaboración, por supuesto, de parte del Parlamento (a esta investigación), pero las alarmas las prende el Estado mexicano cuando pensaba que le estaban burlando impuestos”, dijo el diputado opositor en una rueda de prensa.

La semana pasada, la Procuraduría General de la República de México (PGR) informó que desarticuló una red de empresas y particulares de varias nacionalidades que adquiría comestibles de baja calidad con recursos del programa de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) para ser revendidos en Venezuela con sobrecostes de hasta 112 %.

“Este grupo ha obtenido recursos públicos venezolanos desviándolos de sus fines humanitarios para adquirir alimentos y especular comercialmente aprovechándose de la carestía alimentaria que aqueja a Venezuela”, señaló entonces la PGR en un comunicado.

El Estado mexicano también anunció que se incautó de 1.300 contenedores con cerca de 1.8 millones de despensas alimentarias.

El Gobierno venezolano ya reaccionó a esta investigación y acusó a México de torpedear sus esfuerzos para la “guerra económica” que asegura le hacen desde “centros imperiales de poder”.

Hoy, Guaidó dijo que el Gobierno de Maduro “juega con el hambre” de los venezolanos, a los que llamó a expresar “el mayor descontento posible” a raíz de estas prácticas.

“Sabemos que hay muchísimas personas que dependen de ese subsidio directo de alimentación (…), lamentablemente hoy esta necesidad lleva a consumir parte de estos productos que se denuncia que no cumplen con un mínimo de lo que son los estándares de calidad a nivel internacional”, añadió.

El CLAP es un sistema de venta de alimentos subsidiados lanzado por Maduro en 2016, como un método para hacer frente a la escasez de alimentos que padece el país.

Hace un mes, el Parlamento venezolano denunció que el Gobierno de Maduro causó millonarias pérdidas al país con la importación a sobrecoste de los alimentos de las cajas CLAP, que se estima en unos 5.000 millones de dólares.

Las cajas del CLAP contienen latas de atún, aceite vegetal, arroz, azúcar, harina de maíz, un producto lácteo en polvo, espagueti, fríjoles, salsa de tomate y mayonesa.

El Gobierno de Maduro asegura que benefician a 6 millones de personas y se reparten cada 15 días.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: