Honduras dice que la renovación de la misión de la OEA es facultad soberana del Gobierno

Tegucigalpa | EFE.-

El Gobierno hondureño dijo este martes que la renovación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), que concluirá el próximo 19 de enero, es “facultad soberana” del Ejecutivo y que los resultados de la evaluación internacional de ese ente dilucidará su futuro.

“La MACCIH tiene atribuidos objetivos nobles que son plenamente compartidos por el Gobierno de República y el pueblo hondureño”, señala una “nota verbal” enviada hoy por la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras a la embajada de Estados Unidos en el país centroamericano.

Enfatiza que el Gobierno de Honduras “ha cooperado plenamente con la MACCIH”, que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA), desde “su constitución y entrada en funcionamiento “Como una misión de apoyo, cooperación, propuesta de leyes modelo al poder Ejecutivo y acompañamiento a la institucionalidad del Estado de Honduras en su lucha contra la corrupción y la impunidad”.

La MACCIH se instaló en abril de 2016 en Tegucigalpa tras un acuerdo suscrito en enero de ese año entre el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Enfatizó, añade el documento, que la renovación o no del convenio de la Misión “es una facultad soberana del Gobierno de Honduras”, cuya decisión se basará “en pleno juicio de los resultados de la evaluación internacional a la que ha sido sometida la MACCIH”, con apoyo de la OEA.

El Gobierno hondureño y la Organización de Estados Americanos (OEA) instalaron el 13 de noviembre en Washington la mesa de evaluación de la MACCIH.

Ese ente es la primera iniciativa de la OEA para combatir la corrupción en un Estado miembro y se creó con un convenio para que actuara durante un periodo de cuatro años, por lo que dejará de operar en enero de 2020 si el Ejecutivo hondureño no accede a renovar su mandato.

El Gobierno hondureño “reconoce el excelente nivel de diálogo político” entre el país y Estados Unidos, el cual ha sido “transparente, fluido y abierto, siendo países socios en la lucha contra la impunidad y la corrupción”.

Por ello, Honduras califica de “innecesarias e inconvenientes las manifestaciones públicas en temas reservados y, mucho menos aludiendo posiciones de acompañamiento a pretensiones de ningún sector social, social o gubernamental, en el que el los intereses políticos son dominantes”.

La Embajada de Estados Unidos en Honduras volvió a pedir este lunes al Gobierno que renueve “inmediatamente” a la MACCIH ante su conclusión el próximo 19 de enero.

El Gobierno estadounidense se sumó a organizaciones de sociedad civil, empresarios y la comunidad internacional en “su llamado para que se renueve el mandato de la MACCIH inmediatamente”, indicó la legación diplomática.

La renovación de la MACCIH demostrará “el compromiso del Gobierno de Honduras con el Estado de derecho y responderá a las expectativas de sus ciudadanos hacia la transparencia, la rendición de cuentas, y así lograr un mejor futuro para todos los hondureños”, enfatizó la Embajada de EE.UU. en Tegucigalpa.

El Gobierno hondureño insta a EE.UU. a que “el diálogo” entre ambas naciones en temas de relevancia se realice “por medio de los representantes acreditados, de manera reservada para evitar confusiones en cuanto a la conducción de las excelentes relaciones bilaterales entre nuestros países”, de acuerdo a la nota.