Hacia la superación de las Desigualdades en la región SICA

El Salvador.-

A modo de generar acuerdos y potenciar espacios de diálogo político y técnico que den un valor agregado a procesos que buscan el desarrollo sostenible de los países de la región, el Consejo de la Integración Social Centroamericana (CIS) con el apoyo de su Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA) y el CTI, plantean el desarrollo del Foro de Alto Nivel “Hacia la Superación de las Desigualdades en la región SICA: generando resiliencia y construyendo oportunidades”, desarrollado en el marco de las II Jornadas Centroamericanas de Desarrollo Social, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Banco Mundial y la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres.

Este Foro, se realiza en el marco de la Presidencia Pro Témpore de El Salvador, como un espacio de encuentro que busca reunir a las diferentes plataformas políticas del Sistema y a socios y actores clave en el proceso de integración regional social, a efectos de abordar de manera intersectorial los desafíos del desarrollo en la región SICA, aunar voluntades y hacer converger puntos de vista en torno a la formulación de:  la Política Social Integral del SICA (PSIR-SICA 2020-2040) y el Plan para el Desarrollo de Centroamérica y República Dominicana 2020-2040.


‘ Estas Jornadas reflejan la importancia de la voluntad política para avanzar en los temas que nos preocupan en la región, menos pobreza, menos hambre, mayor equidad de género, mayor resiliencia y oportunidades de trabajo.”

—comentó Alfredo Suárez Mieses, Secretario General de la SISCA


Durante la semana, las II Jornadas Centroamericanas de Desarrollo Social han comprendido el desarrollo de las reuniones de los diferentes Consejos o Plataformas Políticas participantes, y sus respectivas reuniones técnicas previas; y el desarrollo del foro de alto nivel, compuesto por paneles temáticos, uno de ellos liderado por el Vicepresidente de la República de El Salvador, Felix Ulloa y Ministros representantes del Subsistema Social del SICA.

Actualmente el SICA, se encuentra embarcado en la formulación del Plan para el Desarrollo de Centroamérica y República Dominicana 2020-2040, instrumento con objetivos y metas que espera impactar más directamente a la población haciéndoles sentir los beneficios de la integración regional.


”Este esfuerzo promovido a través de estas Jornadas de Desarrollo Social busca atender los retos a través de cinco pilares del SICA incorporados con el Plan de Desarrollo de Centroamérica con una visión holística e integradora al 2040, que impulsa la implementación de acciones para mejorar las capacidades de adaptación, respuesta y desarrollo sostenible, resiliente y seguro de los países que conforman la región SICA” 

—dijo Claudia Herrera, Secretaria Ejecutiva del CEPREDENAC


La experiencia de formulación e implementación de la ARIPSIP, así como los objetivos de Plan para el Desarrollo de Centroamérica y República Dominicana 2020-2040, hacen un llamado a poner al centro al ser humano y con ello, a relevar la dimensión social de la integración centroamericana, en este sentido el Consejo de la Integración Social Centroamericana (CIS) ha iniciado la elaboración de la Política Social Integral Regional del SICA 2020-2040 (PSIR-SICA).

La PSIR-SICA se plantea como una política pública social integral de alcance regional que busca aumentar y mejorar el bienestar de todos los habitantes de la región SICA, mediante la promoción del desarrollo social, y que incluye criterios, principios, estrategias, programas y líneas fundamentales de acción enmarcadas en una visión de largo plazo, a partir de las cuales los países de la región y la institucionalidad del sistema de integración deciden hacer frente a problemas sociales que se consideran de naturaleza pública regional y que tienen que ser resueltos para bien común, particularmente la pobreza, la desigualdad y la insuficiencia de bienestar social.

Además, la PSIR-SICA buscará contribuir positivamente a la integración económica y a la inserción internacional de la región haciendo una apuesta estratégica al mejoramiento de la fuerza laboral regional, a través de la inversión en capital humano, particularmente en salud y educación. También puede dar un aporte muy valioso a la corrección de las desigualdades sociales regionales mediante estrategias y acciones específicas que enfrenten directamente a problemáticas tales como migración irregular, el desplazamiento forzado, la exclusión social, la pobreza y la desigualdad.


”Debemos seguir articulando esfuerzos desde cada uno de los sectores social, educativo, cultural, de gestión de riesgos, vivienda, salud, trabajo; apuntando hacia un mismo objetivo en común: hacer realidad la Centroamérica que merecen las nuevas generaciones”

—expresó Vinicio Cerezo, Secretario General del SICA


Contexto

Durante las últimas décadas, los países de la región SICA han dado pasos importantes hacia la profundización de los derechos sociales como objeto de las políticas públicas, obteniendo importantes avances.  Sin embargo, las brechas sociales aún persisten y se traducen en desafíos para la consolidación de la democracia y el desarrollo en la región.

La región, si bien es pequeña, muestra diversas e importantes diferencias entre los países y al interior de los mismos.  En buena medida la heterogeneidad característica de la región recae sobre la desigualdad en términos del crecimiento económico y la distribución de sus frutos, lo que se refleja en indicadores como los de ingreso per cápita, Índice de Desarrollo Humano (IDH), esperanza de vida al nacer, empleo, entre otros. Además, también pueden encontrarse diferencias en los abordajes que cada uno de los países realiza con respecto a los problemas sociales, así como las características de la institucionalidad estatal social.

La transición demográfica, la urbanización, la migración internacional, la revolución tecnológica y el cambio climático van posibilitando la apertura de un margen de maniobra más amplio para la construcción de economías más productivas, inclusivas y medioambientalmente sostenibles, pero a la vez, amenazan con dejar a millones de personas atrás y anular los resultados de la inversión social, realizada en las últimas décadas. No actuar podría incrementar el riesgo de acentuar las fracturas sociales existentes, alimentando el ciclo de reproducción intergeneracional de la pobreza y la exclusión social. Actualmente, el 35.4% de población SICA vive con ingresos por debajo de los 5USD al día, la mayoría de los países la población joven (15 a 24 años) tiene problemas para obtener empleo. Las oportunidades de trabajo tampoco se distribuyen equitativamente. Los jóvenes de 15 a 24 años son los que enfrentan mayores dificultades para insertarse en el mercado laboral y sus tasas de desempleo duplican o triplican los promedios nacionales. Específicamente en términos de educación y salud, la tasa de niños de la región SICA que no asisten a la escuela primaria es de 9.8%, y lo que respecta a adolescentes que no asisten a escuela secundaria representa el 17.1%; la prevalencia de desnutrición como porcentaje de la población total es de 11% frente a un promedio latinoamericano de 8.9%; a esto se suma que la tasa de fertilidad adolescente, es decir, el número de nacimientos por cada 1,000 mujeres entre 15 y 19 años, es de 75 frente a un promedio latinoamericano de 67.

El contexto social de la región arroja la necesidad y urgencia de consolidar y fortalecer las intervenciones sociales, tomando en consideración el panorama económico inestable y sensible, que en cierta medida limita la capacidad de acción de los gobiernos en lo relativo a lo social. En ese sentido, es importante la promoción de espacios de articulación entre la gestión social, económica y ambiental; para ajustarse mejor a las demandas sociales de la población y así trazar una hoja de ruta clara que permita un acercamiento real a las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a 2030, y así crear una base sólida para la construcción de mejores sociedades de cara al futuro. Dentro de estos esfuerzos, se le reconoce al ámbito regional un fuerte potencial de apoyo a la labor que realizan los diferentes países.

Recientemente desde el área social del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), con la participación de 13 instancias del Sistema pertenecientes a los Subsistemas Social, Económico y Ambiental aglutinados en el Comité Técnico Intersectorial (CTI), se han venido realizando esfuerzos para impulsar una mayor articulación intersectorial en torno al abordaje de temas sociales, en esta línea se formuló la Agenda Regional Intersectorial sobre Protección Social e Inclusión Productiva con Equidad (ARIPSIP), instrumento estratégico que busca crear sinergias entre los esfuerzos promovidos por las diferentes plataformas políticas y técnicas del sector social, económico y ambiental del SICA, y así desarrollar estrategias intersectoriales que fortalezcan la capacidad de los esquemas de protección social e inclusión productiva de aportar al desarrollo de sistemas económicos más inclusivos, sostenibles y resilientes, para la generación de oportunidades equitativas, de manera que nadie se quede atrás.