Guatemala y Belice analizan cómo llevar a la CIJ el resultado de la consulta limítrofe

Guatemala y Belice analizan cómo llevar a la CIJ el resultado de la consulta limítrofe. EFE

Guatemala | EFE.-

Los cancilleres de Guatemala y Belice, Sandra Jovel y Wilfred Elrinton, sostuvieron una reunión para analizar cómo informarán a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, los resultados de sus consultas populares, informó este sábado una fuente diplomática.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), los dos diplomáticos se reunieron en la denominada zona de adyacencia (frontera no delimitada) para dialogar sobre sus perspectivas en el camino hacia la CIJ.

En un comunicado, el Minex detalló que la cita se celebró en la oficina que la Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en esa zona.

Este fue el primer encuentro de los ministros del Exterior luego de la consulta popular que celebró Belice el pasado 8 de mayo, en la que sus habitantes dieron su respaldo para que el diferendo territorial, insular y marítimo con Guatemala, sea sometido a la Corte Internacional de Justicia para una solución pacífica.

De acuerdo con la cancillería, el diálogo entre los dos cancilleres giró en torno a la manera en que comunicarán de forma conjunta a la Secretaría de la CIJ, los resultados obtenidos en la consulta popular realizada en ambos países, en cumplimiento a lo dispuesto en el Acuerdo Especial suscrito por ambos Gobiernos y su Protocolo.

Guatemala celebró su consulta el 15 de abril del 2018, y también el pueblo votó por el “si” para que el centenario diferendo sea sometido ante la Corte Internacional.

Los dos cancilleres reconocieron que la relación bilateral entre los dos países se encuentra en un nivel “excelente”.

Además, que bajo el liderazgo del presidente guatemalteco Jimmy Morales y del primer ministro beliceño, Dean Barrow, la relación “pasa por su mejor momento, siendo innegable la amistad y la cooperación que la caracteriza, lo cual refrenda la alta prioridad que sus gobiernos se otorgan mutuamente”.

“Guatemala, como nación amante de la paz, se congratula por los históricos avances registrados en el camino hacia la resolución definitiva del diferendo”, señala el comunicado.

También reconoce que llevar el caso a la CIJ “es la mejor vía para garantizar la certeza jurídica que conduzca a vigorizar el desarrollo de los pueblos guatemalteco y beliceño, especialmente para las comunidades que radican en la zona de adyacencia para ampliar de manera positiva los vínculos económicos y turísticos”.

El Gobierno de Guatemala, sostiene el texto, reitera “su buena voluntad y total compromiso en resolver de forma pacífica el diferendo con Belice y agradece a la comunidad internacional su acompañamiento durante este proceso”.