Exguerrillera de Nicaragua saca "prueba" de que Ejército "espía" para Ortega

Managua | EFE.-

La exguerrillera sandinista Dora María Téllez divulgó este sábado un video, que según afirmó, es una “prueba” de que el Ejército de Nicaragua supuestamente estaría involucrado en los actos “de represión” del presidente Daniel Ortega, contra las personas que rechazan su Gobierno.

“Aquí las pruebas de la denuncia que hice sobre el involucramiento de la inteligencia del Ejército, en espionaje político al servicio de la familia Ortega Murillo”, señaló Téllez, en sus redes sociales, donde afirma que la exministra de Gobernación sandinista, Ana Isabel Morales, sin proponérselo, hace una confesión.

En el video, grabado a escondidas en lo que parece ser una escuela estatal, se observa a la mujer que Téllez identifica como Morales, referirse a la situación del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, y brindando instrucciones sobre cómo deben actuar los partidarios de Ortega.

“Tenemos que (…) apoyar a los compañeros de la inteligencia policial o de la inteligencia del Ejército, que está trabajando aquí en el territorio”, dice la mujer, a un reducido grupo de personas, una de las cuales graba el video a escondidas.

Según la exguerrillera, el video, que se hizo viral en Nicaragua, confirmaría lo que diversos sectores han señalado, de que la indiferencia de las Fuerzas Armadas frente a la crisis local y ante los grupos armados irregulares que actúan junto con la Policía, se debe a un supuesto apoyo secreto de los militares a favor de Ortega.

En la imagen se alcanza a ver un hijo adulto del exprocurador de Derechos Humanos Omar Cabezas, conocido por su fidelidad al presidente Ortega.

En su disertación, la mujer orienta al grupo a que, cuando “lleguemos a una casa de ustedes”, en referencia a los miembros de inteligencia de la Policía y del Ejército, “para montar puntos de vigilancia de interés operativo”, se les debe prestar “todo el apoyo”.

Asimismo, refirió que a Nicaragua le podría ocurrir lo mismo que a Venezuela, incluyendo una posible invasión armada, desde su punto de vista, y denunció que la gente que está en contra del Gobierno “chequeando, tomando fotos (a) sandinistas, chequeando cartas, chequeando movimientos, y nosotros ya sabemos cómo es eso, cómo es el juego”.

La crisis de Nicaragua ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo sólo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.