El presidente de Guatemala dice que las oraciones lo libraron de la persecución

EFE

Guatemala | EFE.-

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, aseguró este jueves que quienes oraron por él y su familia lo libraron de “persecuciones a todo nivel”, luego de que esta misma semana la Justicia absolviera en un caso de fraude a su hermano y su hijo.

El presidente, quien afrontó señalamientos de financiación electoral ilícita y que concluirá su mandato el próximo 14 de enero, también lamentó que las críticas en su contra se hayan centrado en “rencores heredados”, por lo que agradeció “a Dios” y a todos aquellos que “oraron” por él.

Durante el Quinto Desayuno Nacional de Oración, al que asistieron líderes guatemaltecos y congresistas estadounidenses, el mandatario recordó que cuando comenzó su Administración, en enero de 2014, le decían de apodo “Semana Santa” porque no sabían si caería “en marzo o en abril”, algo que la oración impidió, según dijo.

Estas declaraciones tienen lugar días después de que la Justicia absolviera este semana en un caso de fraude a José Manuel y Samuel, hijo y hermano del presidente, quien atribuyó las acusaciones a la “persecución política” contra su familia.

En el mismo acto, el gimnasta olímpico Jorge Vega se refirió a la situación del país y afirmó que “desde hace muchos años la salud no ha mejorado, la educación no ha cambiado, la desnutrición no ha cesado y la seguridad ha empeorado”, por lo que pidió combatir en unidad estos desatendidos flagelos.

Morales lamentó, por otra parte, el avance del incendio en la selva amazónica, pero afirmó que la fe puede salvarla, al recordar que él recurrió a la oración hace unos años, cuando el fuego atentaba contra la selva del departamento norteño de Petén.

Tras la detención de su hermano y un hijo por un supuesto fraude al Estado y al ser señalado el propio Morales de un presunto delito de financiación electoral ilícita, el jefe de Estado la emprendió contra el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).De hecho, la Cicig cerrará oficialmente sus operaciones en Guatemala el próximo 3 de septiembre después de que el Gobierno de Morales anunciara que no renovará su mandato por extralimitarse en sus funciones, sembrar el “terror judicial” y vulnerar la soberanía nacional.

El Gobierno guatemalteco prohibió, además, la entrada al país del jefe de la comisión, el abogado colombiano Iván Velásquez, decisiones que muchos sectores achacaron a las acusaciones que la Cicig realizó en contra de la familia y del propio presidente.

En ese sentido, el congresista estadounidense por el estado de Colorado Ken Buck, quien asistió al desayuno, agradeció a Morales por su “determinación”, al señalar que fue “atacado injustamente” y que ha “sobrellevado esos ataques con dignidad y amor a Jesús”.

En ello coincidió el senador de Utah Mike Lee, quien describió a Jimmy Morales como “un amigo” y “un héroe” y aseguro que los guatemaltecos son “muy afortunados en tenerlo”.

El presidente del Congreso guatemalteco, Álvaro Arzú, lamentó que el mandatario junto a su familia haya sido “víctima de vejámenes y linchamientos públicos por el Organismo Judicial”.

Mientras que el vicepresidente Jafeth Cabrera aceptó que las “dificultades” del presidente, su “gran amigo”, fueron “inmensas”, pero aclaró que lograron “salir adelante de la mano de Dios”.

Esos obstáculos fueron en su mayoría “acusaciones que nacen de los periódicos”, sostuvo Cabrera, quien pidió “seriedad y arrancar con un nuevo modelo de desarrollo” mediante la unidad de todos los sectores.