El Parlamento de Nicaragua saldrá de su sede para conmemorar a Rubén Darío

En la imagen un registro de una sesión plenaria de la Asamblea Nacional (AN) de Nicaragua, entidad parlamentaria que saldrá de su sede el próximo 6 de febrero para conmemorar el aniversario 103 de la muerte del poeta nicaragüense Rubén Darío. EFE/Archivo

Managua | EFE.-

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua saldrá de su sede el próximo 6 de febrero para conmemorar el aniversario 103 de la muerte del poeta nicaragüense Rubén Darío, informó este viernes el Gobierno local.

Los diputados de Nicaragua se trasladarán desde Managua hasta la ciudad de León, 97 kilómetros al noroeste de la capital nicaragüense, para realizar una sesión extraordinaria en memoria del autor más prominente del país, informó la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Los miembros de la Asamblea Nacional además tomarán parte de “eventos especiales” preparados en León, para rendir honores a Darío, según dijo la también primera dama.

El Gobierno nicaragüense ha anunciado diversas actividades culturales y deportivas en casas culturales, escuelas y otros escenarios, para conmemorar a Rubén Darío.

Entre ellas está la transmisión de la película española “La princesa Paca”, el mismo 6 de febrero por el estatal Canal 6 de televisión, basada en la vida de la abulense Francisca Sánchez del Pozo con “el príncipe de las letras castellanas”.

Félix Rubén García Sarmiento, “Rubén Darío”, nació el 18 de enero de 1867 en el municipio rural de Metapa, hoy Ciudad Darío, en el norte de Nicaragua y falleció el 6 de febrero de 1916, a los 49 años, en León.

Según los expertos, Rubén Darío es considerado el padre del modernismo como movimiento literario en Iberoamérica, que se inició con dos obras suyas, “Azul” (1888) y “Prosas Profanas” (1896), y que concluyó con su muerte en 1916.

“Azul”, una recopilación de poemas y prosas, fue escrita por el nicaragüense durante su estadía en Valparaíso (Chile), entre 1886 y 1888.

Su otra gran obra es “Cantos de vida y esperanza” (1905), que se convirtió en un texto clave del modernismo en lengua castellana y en referencia fundamental para la cultura del siglo XX.

Además de poeta, Rubén Darío trabajó escribiendo artículos periodísticos en Europa y Suramérica, y se relacionó con grandes poetas españoles como Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado y Valle Inclán.