El Parlamento de Honduras sin consenso sobre los miembros del nuevo ente electoral

El Parlamento de Honduras sin consenso sobre los miembros del nuevo ente electoral. EFE

Tegucigalpa | EFE.-

El Parlamento de Honduras suspendió este miércoles su sesión luego de que diputados opositores exigieran la elección de los integrantes del nuevo Consejo Nacional Electoral, pero, ante la falta de consenso, se determinó que las autoridades del actual Tribunal Supremo Electoral continúen en el cargo.

El jefe de la bancada del Partido Nacional (en el poder), Mario Pérez, presentó una nómina de tres candidatos para dirigir el Consejo Nacional Electoral (CNE), que sustituirá al Tribunal Supremo Electoral (TSE), entre gritos y sonido de silbatos de los opositores del Libertad y Refundación (Libre).

Los tres candidatos son Carlos Roberto Reina, de Libre, cuyo coordinador general es el depuesto expresidente hondureño Manuel Zelaya; Virgilio Padilla, del Partido Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD); y David Matamoros, último magistrado del TSE.

Ante la falta de consenso entre los diputados, Matamoros y los magistrados titulares Erick Rodríguez y Saúl Escobar, al igual que el suplente Marco Ramiro Lobo, quienes a la medianoche de hoy cesaban en el cargo, continuarán al frente del ente electoral hasta que sean elegidas las nuevas autoridades del ahora CNE.

“Condenamos que se siga maniobrando de esta manera”, dijo a periodistas el diputado Edgardo Casaña, del partido Libre, que tiene 30 asientos en el Parlamento.

Mientras se celebraba la sesión, los diputados de Libre mostraban una pancarta en la que se leía “Elección ya en el CNE y TJE. No a otro fraude” y billetes en denominaciones de 1 y 20 lempiras (moneda local).

El Parlamento de Honduras aprobó en enero pasado reformas constitucionales mediante las que será disuelto el TSE y transformará el Registro Nacional de las Personas (RNP), entidad encargada de inscribir e identificar a la ciudadanía.

Según las reformas aprobadas, el CNE, que estará integrado por tres consejeros titulares y dos suplentes, electos por cinco años, será el responsable de organizar dirigir, administrar y vigilar los procesos electorales.

El Parlamento hondureño también aprobó la creación del Tribunal de Justicia Electoral (TJE), lo que supone garantizarle a los hondureños transparencia en los próximos procesos electorales.

El TJE estará integrado por tres magistrados titulares y dos suplentes, será el responsable de aplicar la ley en lo que le concierna y la máxima autoridad en materia de justicia electoral, y sus resoluciones no serán objeto de recurso ordinario alguno.

Las principales fuerzas de oposición aducen que hubo un “fraude” en las elecciones generales de noviembre de 2017, en la que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue reelegido en el poder.

La oposición siempre ha cuestionado la candidatura de Hernández porque la Constitución no permite la reelección presidencial bajo ninguna modalidad.

Sin embargo, un fallo judicial de 2015 dejó abierta la posibilidad, con lo que Hernández fue propuesto como candidato presidencial por el gobernante Partido Nacional.