El papa recomienda a los obispos de Nicaragua que San Romero sea su modelo

Registro de una fotografía del santo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero junto a una bandera nacional de El Salvador, durante la misa de cierre de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Archivo

Managua | EFE.-

El papa Francisco encomendó a los obispos de Nicaragua, que atraviesa una grave crisis sociopolítica, que siguieran el modelo de san Oscar Arnulfo Romero, quien no calló en su “proclamación de la justicia y la misericordia”, informó este domingo el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, Silvio Báez.

Según el clérigo, el papa mencionó a san Romero “como modelo para los obispos nicaragüenses, y usó una de esas imágenes que le gusta usar, dijo: en su tiempo monseñor Romero fue una mala palabra”.

Romero es considerado mártir en la Iglesia católica porque su lucha a favor de los menos favorecidos en El Salvador lo llevó a ser asesinado.

En medio de la crisis que vive Nicaragua desde abril de 2018, los obispos ha asumido un rol humanitario, lo que los ha llevado caminar literalmente entre las balas y a que el Gobierno y sus seguidores los considere enemigos “de la paz”.

Báez, un conocido crítico del Gobierno del presidente Daniel Ortega, agregó que “también la iglesia necesita de los profetas”.

“El papa nos habló a los obispos de Centroamérica y nos puso como ejemplo a este gran profeta (Romero), que dio la vida por su pueblo y que nada lo calló para proclamar, de parte de Dios, la justicia y la misericordia”, afirmó.

El papa habló con los obispos a fines de enero pasado en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Panamá.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 561 muertos, y de 340 a 767 presos, según organismos humanitarios.

Ortega reconoce 199 muertos y 340 detenidos a los que llama “terroristas”, “golpistas” y “delincuentes comunes”.