El Gobierno de Nicaragua y la oposición están cerca de firmar el cumplimiento de los acuerdos

Dr. José Pallais / Foto archivo / EFE

Managua | EFE)-

El Gobierno de Nicaragua y su contraparte opositora en la mesa de negociaciones estarían cerca de firmar un convenio sobre cómo se cumplirán los acuerdos suscritos para superar la crisis local, informó este martes una fuente de la mesa de discusiones.

“Espero que pueda dar resultado, no hoy ni mañana, pero sí aspiramos a que diera resultado a fines de esta semana o principios de la otra”, dijo el miembro de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, José Pallais, antes de ingresar a una nueva reunión con representantes del Gobierno.

La firma de acuerdos de implementación es la más reciente estrategia en la mesa de negociación, para hacer que el Gobierno cumpla con los compromisos adquiridos en marzo pasado, según los opositores.

La liberación de los “presos políticos” para el 30 de mayo forma parte de la propuesta, presentada recientemente por los “testigos y acompañantes” de las negociaciones, el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, y el exministro de Defensa de Uruguay Luis Ángel Rosadilla, que actúa en representación de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Tanto la liberación de los “presos políticos”, como el respeto a la Constitución en lo referido a las libertades de expresión y de prensa, son compromisos que, según la oposición, el Gobierno se ha negado a cumplir desde su firma en marzo pasado.

Las partes esperan que, una vez que el Gobierno firme la propuesta de implementación, no tenga otra opción que cumplir con sus compromisos.

De cualquier manera, el Gobierno ha reiterado su disposición unilateral de “excarcelar” a 232 “presos políticos” a más tardar el 18 de junio próximo, los que se suman a 236 a los ya cambió el régimen carcelario hacia “convivencia familiar”.

Los representantes del Gobierno reclamaron esta mañana “buena fe y disposición, a avanzar, a trabajar con Nicaragua en la mente, y con el pueblo pobre y empobrecido por el Golpismo injerencista”.

La firma de las implementaciones de los acuerdos no resolvería la crisis, ya que todavía estaría por ver si el Gobierno accede con el cumplimiento, y luego las partes discutirían sobre la justicia para las víctimas de la crisis y el retorno de la democracia en Nicaragua.

Nicaragua atraviesa una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 568 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La CIDH también reporta decenas de miles de exiliados, así como 809 “presos políticos”, casi el doble de los que admite el Gobierno.