Lo Último

El Consejo de Seguridad exige que el petróleo libio siga en manos del Gobierno de unidad

En una declaración pactada por los quince Estados miembros, el Consejo de Seguridad advirtió de que los individuos o entidades que apoyen esos ataques se enfrentan a posibles sanciones por parte de Naciones Unidas. EFE/Archivo

Naciones Unidas | EFE.-

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy los ataques lanzados contra las instalaciones petroleras de Libia por milicias del este del país y exigió que las explotaciones sigan bajo control exclusivo del Gobierno de unidad nacional.

En una declaración pactada por los quince Estados miembros, el Consejo de Seguridad advirtió de que los individuos o entidades que apoyen esos ataques se enfrentan a posibles sanciones por parte de Naciones Unidas.

“Los recursos petroleros de Libia tienen que mantenerse bajo el control exclusivo de la Compañía Nacional de Petróleo (CNP)”, señala el texto, que insiste en que el Ejecutivo de unidad de Trípoli debe tener en sus manos el control de todas las instituciones económicas y financieras del país.

La CNP reanudó este mes sus exportaciones en los yacimientos del este de Libia, después de que las milicias que habían tomado las terminales en junio se retirasen.

El comunicado del Consejo de Seguridad fue negociado por los quince países tras escuchar esta semana un informe del enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salamé, quien advirtió del riesgo de que los problemas con el petróleo se repitan si no se resuelven algunas cuestiones fundamentales sobre la distribución de la riqueza y el uso de los recursos en el país.

“Si estos asuntos no se tratan rápidamente, me temo que los acuerdos alcanzados para retomar la producción de crudo no se mantendrán y será difícil avanzar en el proceso político”, dijo el diplomático.

Hoy, el Consejo de Seguridad reiteró además su apoyo al trabajo de Salamé y a los preparativos para celebrar este año unas elecciones con las que tratar de poner fin a la crisis que vive Libia desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

Desde 2014, Libia es un estado fallido, con dos gobiernos, uno en el este, bajo el control del Parlamento en Tobruk y la tutela del mariscal Jalifa Hafter, y otro en Trípoli, sostenido por la ONU.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: