Lo Último

EE.UU. insta a Rusia a retirar su apoyo a Asad tras el presunto ataque químico

En la imagen, el presidente estadounidense, Donald Trump. EFE/Archivo

Washington | EFE.-

Estados Unidos instó hoy a Rusia a que ponga fin “de inmediato” a su apoyo “incondicional” al régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, después del presunto ataque químico lanzado ayer en la ciudad de Duma, último bastión rebelde a las afueras de Damasco.

Rusia “ha incumplido sus compromisos” con las Naciones Unidas y “ha traicionado” la Convención sobre Armas Químicas al “proteger incondicionalmente” a Asad, aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

Al menos 40 personas, la mayoría mujeres y niños, murieron debido a un ataque químico en Duma, según la ONG Cascos Blancos, dedicada al rescate de víctimas en zonas bajo el control de la oposición, mientras el Gobierno sirio negó cualquier responsabilidad en el mismo.

“La protección del régimen de Asad por parte de Rusia y su incapacidad para detener el uso de armas químicas en Siria cuestiona su compromiso de resolver la crisis global y las mayores prioridades de no proliferación”, afirmó la portavoz.

“Rusia, con su inquebrantable apoyo al régimen, en última instancia es responsable de estos brutales ataques, dirigidos contra innumerables civiles y la asfixia de las comunidades más vulnerables de Siria con armas químicas”, agregó.

El Gobierno estadounidense sigue de cerca las informaciones sobre el presunto ataque a un hospital en Duma, donde, sin concretar la cifra de muertos, reconoció que puede haber “un número potencialmente alto de víctimas”.

“Si se confirman estos informes espeluznantes, exigen una respuesta inmediata de la comunidad internacional”, aseveró la portavoz.

Nauert insistió en que el historial de Asad con el uso de armas químicas contra su propio pueblo “no está en discusión” y recordó que hace un año las fuerzas del Gobierno sirio llevaron a cabo un ataque de gas sarín contra que mató a aproximadamente a cien sirios.

En aquella ocasión, el Gobierno de Donald Trump respondió bombardeando la base aérea siria desde donde se había orquestado el ataque.

Los Cascos Blancos, que mostraron fotos de cadáveres, muchos de ellos de menores, agregaron que el ataque afectó a cientos de personas y denunciaron la carencia de estructuras médicas en la ciudad.

Según la ONG, a las 20.22 hora local (17.22 GMT) “un helicóptero arrojó un barril bomba que contenía un agente químico sobre Duma”.

“Familias enteras en refugios han sido gaseadas hasta la muerte en Duma, en Guta Oriental, escondidas en sótanos, sofocadas por el gas venenoso”, aseguraron los Cascos Blancos en Twitter.

La agencia oficial siria, SANA, negó, por su parte, cualquier responsabilidad de las fuerzas sirias y aseguró que “las denuncias del uso de sustancias químicas en Duma son un intento claro de impedir el progreso del Ejército”, que ayer comenzó una ofensiva contra los rebeldes en esta zona.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: