EE.UU. apoya a los nicaragüenses “en su valiente lucha por recuperar la democracia”

El Gobierno de Estados Unidos expresó este viernes su respaldo a los nicaragüenses que luchan “por recuperar la democracia” en el marco de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018 y que ha dejado cientos de muertos, miles de heridos y una economía en caída libre. EFE

Managua | EFE.-

El Gobierno de Estados Unidos expresó este viernes su respaldo a los nicaragüenses que luchan “por recuperar la democracia” en el marco de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018 y que ha dejado cientos de muertos, miles de heridos y una economía en caída libre.

“Mientras (el presidente Daniel) Ortega festeja el 40 aniversario de su ascenso inicial al poder, los ciudadanos de Nicaragua no olvidarán su represión brutal desde abril de 2018”, escribió en un tuit la encargada para Latinoamérica del Departamento de Estado de EE.UU., Kimberly Breier, distribuido por la oficina de prensa de su embajada en Managua

Agregó que Washington “está del lado de los nicaragüenses en su valiente lucha por recuperar la democracia”.

El presidente Ortega criticó hoy, durante un acto de masas, a los EE.UU. por sancionar a funcionarios de su Gobierno vinculado a la crisis.

Ortega, quien encabezó un acto en conmemoración de los 40 años de la revolución que derrocó la dictadura de los Somoza en Nicaragua, clamó en su discurso porque desaparezcan “las sanciones del tipo económico” por parte de Washington, que calificó como “agresión” y un “arma de chantaje”.

El 20 de diciembre pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó la “Nica Act”, que impone sanciones individuales a miembros del Gobierno de Ortega, además de limitar el acceso de Nicaragua a préstamos internacionales como los del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El Departamento del Tesoro de EE.UU. ha sancionado a la esposa de Ortega y vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo; así como a su consuegro y jefe de la Policía Nacional, Francisco Díaz, y a Laureano Ortega Murillo, uno de los hijos de la pareja presidencial, entre otros.

A juicio de Ortega, aplicar ese tipo de sanciones viola el derecho internacional y ningún Estado tiene la facultad de sancionar a otro Estado.

Asimismo, criticó a la oposición local porque, según dijo, son los que piden las sanciones contra sus funcionarios.

Durante el acto, el sacerdote nicaragüense Antonio Castro, afín al Gobierno, pidió al pastor estadounidense Ralph Drollinger hacer gestiones en Washington para que cesen la Ley Magnitsky Nica y la Nica Act, que impone sanciones individuales y al Estado nicaragüense.