Duque busca sumar apoyos a Guaidó y que Venezuela reciba la ayuda humanitaria

El presidente de Colombia, Iván Duque, ofrece un discurso en el Banco Interamericano de Desarrollo, este jueves en Washington (Estados Unidos). EFE

Washington | EFE.-

El presidente de Colombia, Iván Duque, insistió hoy en su búsqueda de apoyos para el líder opositor Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino de Venezuela, y llamó a la movilización para que la ayuda humanitaria llegue a ese país el próximo día 23.

En su segundo día de visita a Washington, Duque volvió a reservar un segmento importante de su agenda a la situación de Venezuela, país con el que Colombia comparte 2.219 kilómetros de frontera.

“Este es un momento sin precedentes, porque este es el cerco diplomático más contundente que hayamos visto en la historia reciente de América Latina”, aseguró Duque, al destacar la decisión de la “mayoría de países” del hemisferio de reconocer al titular de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) como presidente interino del país caribeño.

En ese contexto, se dirigió a China, que ha mantenido sus contactos con el Gobierno de Nicolás Maduro, y planteó que se sume a las voces de respaldo a Guaidó.

“Quisiera invitar respetuosamente al Gobierno de China a que reconsidere la validación de Maduro como el gobernante de Venezuela, porque él es un dictador”, afirmó Duque durante un encuentro organizado por los centros de pensamiento Wilson Center y Diálogo Interamericano.

El jefe de Estado consideró que esto “es importante para Latinoamérica”, y que le “daría aún más respeto al papel que (China) pueden desempeñar en una región que ha visto a este dictador empobrecer y acabar con el país”.

El mandatario, que respondió a preguntas de una moderadora y de varios expertos, dijo igualmente que no debe temerse o estigmatizar la inversión o la presencia de agencias chinas en Colombia y en la región en general.

“Si las empresas chinas quieren invertir en América Latina, siempre y cuando inviertan y cumplan todas las reglas, son más que bienvenidas”, sentenció Duque, quien dijo desconocer si ha habido algún acercamiento entre el gigante asiático y la oposición venezolana.

Se refirió por otro lado a la ayuda humanitaria para Venezuela, e insistió en calificar como “crimen de lesa humanidad” su bloqueo por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

En ese sentido, recordó que el pueblo venezolano “está invitando a la comunidad internacional para que el 23 (de febrero) haga todo lo posible para que llegue la ayuda humanitaria”.

“Yo creo que la comunidad internacional, los líderes de los medios, los líderes de opinión más que estar discutiendo qué va a pasar con Maduro, es qué vamos a hacer para que pase con Maduro lo que tiene que pasar y es el fin de la dictadura”, apuntó.

Según dijo, el 23 de febrero “tiene que ser el día donde todo el mundo se movilice y le exija a la dictadura, ya no más, dejen entrar a la ayuda humanitaria y le llegó el momento a la nueva Venezuela”.

Por otro lado, el gobernante defendió la necesidad de que se dé un cambio de las “economías ilegales a las economías legales”, y señaló como una forma de combatir el narcotráfico que se garantice a los agricultores “una fuente de ingresos en cultivos nuevos y legales”.

En torno a los acercamientos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), ratificó que la “ideología no debe justificar el asesinato, el secuestro o actos de brutalidad”, e insistió en su negativa a sentarse a negociar si se mantienen personas cautivas.

El presidente inauguró su segunda jornada en la capital estadounidense con un encuentro con empresarios en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

“El próximo año creceremos por encima del 3,5 %, lo que supondrá el mayor crecimiento económico en cinco años”, sostuvo Duque, quien además remarcó que Colombia está “abierta a la inversión”.

Colombia, la cuarta economía de Latinoamérica, se prevé que crezca este año un 3,3 %, según las últimas previsiones ofrecidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en enero.

Duque también se reunió con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, el también colombiano Luis Alberto Moreno; con la presidenta interina del Banco Mundial, Kristalina Georgieva; y con legisladores.