Lo Último

Día Mundial de la lucha contra la Osteoporosis 2017

Managua.-

Este viernes 20 de octubre de 2017 se conmemora el Día Mundial de lucha contra la Osteoporosis. La osteoporosis es una enfermedad del metabolismo del hueso que se caracteriza por la disminución de la masa ósea, aumentando su fragilidad y el riesgo de fracturas.

En la población de 50 años en adelante se presentan importantes factores de riesgo, como la menopausia en el caso de las mujeres, o la misma edad que se agrega como otro factor de riesgo, la cual propiciará que se pierda de manera rápida hueso.

FEPALE, en su misión de promover un mayor consumo de productos lácteos en las poblaciones americanas, resalta el valor nutricional de la leche y derivados como fuentes naturales por excelencia del calcio dietario, además de brindar otros nutrientes como potasio, magnesio, fósforo y vitamina D, fundamentales para el adecuado desarrollo del esqueleto desde los primeros años de vida.

Para el licenciado en Nutrición Rafael Cornes, Coordinador de la Campaña ¡Sí a la Leche! de FEPALE, en los últimos años, la investigación científica enfocada en uno de los nutrientes importantes de la leche, la grasa láctea, ha demostrado nueva evidencia sobre sus bondades nutricionales y los beneficios de incluir lácteos enteros en el marco de una dieta variada y saludable para conservar la masa ósea.

Un reciente estudio publicado por FEPALE, titulado “Grasa Láctea, un nutriente diferente”, pone a disposición las principales líneas de investigación y los resultados que estas han arrojado sobre la grasa láctea, siempre desde una mirada con absoluto rigor científico.

La leche constituye uno de los alimentos de mayor valor nutricional y complejidad composicional, por lo que ha sido desde siempre objeto de innumerables estudios, siendo posiblemente el alimento más analizado e investigado. El estudio destaca el gran aporte nutricional de la leche, que ha permitido establecer recomendaciones mínimas de ingesta de este producto y de otros productos lácteos en función de la edad y el estado fisiológico (embarazo, lactancia, infancia, pubertad, y etapa senil).

El consumo de 2 a 5 porciones diarias de lácteos y alimentos con gran aporte de calcio, así como proteínas y minerales ayudan al desarrollo de la estructura del hueso. En la etapa adulta, en la cual el hueso ya se formó y solo se va a remodelar, se debe procurar mantenerlo mediante una dieta sana que incluya el consumo de lácteos y ejercicio físico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: