Detienen al excombatiente sandinista Lázaro García en medio de las protestas contra Ortega

La oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de Ortega por “más de 300 muertos”, ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos, durante las protestas. EFE

Managua | EFE.-

El excombatiente del Frente Sandinista Lázaro García, de 72 años y designado este año por el Gobierno como “símbolo de dignidad y lucha de los nicaragüenses”, fue detenido por la Policía en medio de las protestas contra el presidente Daniel Ortega, informó hoy la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco.

García, quien inspiró la canción revolucionaria “Vivirás Monimbó”, en la que el cantautor Carlos Mejía Godoy lo menciona como “Julián el monimboseño”, fue detenido junto a otras 10 personas el fin de semana en la ciudad de Masaya, 29 kilómetros al sureste de Managua, según los miembros de coalición opositora.

Nicaragua vive una crisis social y política desde abril, que ha generado varias protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega y un saldo de entre 322 y 512 muertos y más de 300 “presos políticos”, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 199 los fallecidos.

García, un conocido artesano de hamacas, tomó notoriedad en la lucha contra el dictador Anastasio Somoza Debayle en 1979, por haber creado las “bombas de mecate” (explosivos artesanales), que fueron claves para derrotar a la dictadura somocista en aquel año.

En febrero pasado el Gobierno lo designó públicamente como “símbolo de dignidad y lucha de los nicaragüenses”.

Las razones de la detención de García son desconocidas, pero los integrantes de la Unión creen que está relacionada con las “bombas de mecate” que aparecieron en el marco de las protestas.

Junto con García fueron capturados su hijo Lázaro, de 36 años, y su yerno Alexander Pérez, según la fuente.

La detención ocurrió durante una operación en el barrio indígena Monimbó, el sábado pasado. De las 11 personas detenidas, 4 fueron liberadas el domingo.

La oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) responsabiliza al Gobierno de Ortega por “más de 300 muertos”, ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos, en el marco de las protestas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: