Lo Último

Debemos fortalecer a las Mipymes

José Adán Aguerri, Presidente del COSEP.

cawtv.net | Managua.-

Editorial del COSEP

La semana pasada, tanto en mi calidad de presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua como del Comité Consultivo de la Integración Económica de Centroamérica, estuve participando en la 1ª Jornada Técnica MIPYME-SICA y en el II Foro Iberoamericano de la Mipyme en Madrid, España.

En el marco del II Foro, que es organizado por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y por el Consejo Empresarial Iberoamericano (CEIB), fuimos invitados a participar en el panel “El impulso de las organizaciones empresariales al desarrollo de las Mipymes”.

En dicho panel el objetivo era, entre otros temas, abordar el rol de las organizaciones empresariales en los programas de apoyo a las Mipymes.

En lo personal me tocó presentar la visión del sector gremial empresarial centroamericano. A continuación, me referiré a algunos de los puntos que planteamos:

Cuando hablamos de Centroamérica y España tenemos importantes similitudes, somos 47.8 millones de centroamericanos versus 46.6 millones de españoles (la diferencia es solamente de un millón de personas); la región centroamericana cuenta con 522,760 km2 y España cuenta con 505,990 km2 (la diferencia son únicamente 16,770 km); en ambos casos las Mipymes representan más del 90% del total de las empresas existentes; y tenemos un Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea.

Es decir, además de una lengua en común y una historia reciente de mucho acercamiento entre la región y España, tenemos prácticamente el mismo número de habitantes, la misma extensión territorial, una similar conformación estructural empresarial, y un instrumento comercial que nos debería de unir aún más si lo potenciamos.

Sin embargo, cuando revisamos las estadísticas económicas entre la región y España, el Producto Interno Bruto español es 5 veces más grande que el de la región, la balanza comercial es 3.8 veces mayor, las exportaciones son 4 veces más y la inversión extranjera es 4.4 veces superior a la inversión que llega a Centroamérica.

A pesar de que tenemos un acuerdo de asociación (se terminó de negociar en el 2010 y cuyo pilar comercial inició en el 2013) que ha incrementado la balanza comercial entre la región y España como se refleja en el incremento observado de 17% en el 2017 versus 2016, las exportaciones e importaciones regionales representan alrededor del uno y menos del uno por ciento de las importaciones y exportaciones españolas en el mundo.

¿Qué nos dicen estos números?

Que lo que hemos hecho en la región no es suficiente. También nos dicen que las oportunidades son muy grandes, pero para ello tenemos que hacer las cosas diferentes especialmente para las mipymes centroamericanas.

Tener un diagnóstico es muy importante para entender porque tenemos esas diferencias. Obviamente toda la región iberoamericana necesita en primer lugar un pacto por la productividad como lo propuso la Secretaria General Iberoamericana Rebeca Grynspan.

Desafíos adicionales en común para todas las Mipymes son el acceso a financiamiento, la formalidad, acceso a mercados, infraestructura, facilitación, educación e innovación.

Sin embargo, nos toca dar respuestas diferentes. Para ello tenemos que sentar a todos los actores regionales en la misma mesa.  No podemos seguir cada uno de los países de la región haciendo distintos caminos de todo tiempo en vez de hacer un solo camino de concreto hidráulico que sea verdaderamente sostenible en el tiempo.

Para ello tenemos que articular al sector público, al sector privado, a la academia y a la cooperación. No podemos solos ni podemos avanzar de manera desarticulada.

Igualmente tenemos que priorizar objetivos. No podemos resolver todos los problemas al mismo tiempo.

En este contexto aprovechamos la audiencia con el rey de España para expresarle la importancia que tiene para las Mipymes de la región que los esfuerzos de la cooperación se enfoquen en impulsar la implementación del acuerdo de facilitación de Bali para facilitar el intercambio de mercancías de la región con el mundo lo que permitiría más empresas mipymes internacionalizarse.

El intercambiar las buenas prácticas con los diversos actores de países desarrollados como es el caso de España y sobre todo el hacer accesible esas buenas prácticas a los actores mipymes centroamericanos de manera directa es crucial.

Es por ello que solicitamos que el III Foro Iberoamericano de la Mipyme fuera en Managua lo que afortunadamente fue otorgado con el apoyo de la SEGIB y la CEIB.

Estamos contentos por la oportunidad para nuestro país y la región y comprometidos en desarrollar un evento de relevancia y sobre todo de utilidad para nuestras Mipymes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: