Congreso español rechaza exigir renuncia de ministro por caso de vicepresidenta venezolana

La moción instaba al gobierno a “cesar al ministro de Transportes” José Luis Ábalos por su reunión la madrugada del 20 de enero en el aeropuerto de Madrid/Barajas con la videpresidenta Delcy Rodríguez, “obviando las sanciones europeas” (AFP/Archivos | PIERRE-PHILIPPE MARCOU)

AFP.-

El Congreso español rechazó este martes una moción propuesta por la oposición conservadora que exigía la renuncia de un ministro que se reunió con la vicepresidenta venezolana en una escala que hizo en Madrid pese a estar sancionada por la Unión Europea.

La moción del Partido Popular (PP, derecha) fracasó en la cámara baja al recibir 148 votos a favor y 190 en contra.

La moción instaba al gobierno a “cesar al ministro de Transportes” José Luis Ábalos por su reunión la madrugada del 20 de enero en el aeropuerto de Madrid/Barajas con la videpresidenta Delcy Rodríguez, “obviando las sanciones europeas (…), así como sus reiteradas contradicciones y mentiras sobre este asunto”.

La oposición critica que fuera la prensa la que revelara el encuentro y que Ábalos haya ofrecido sucesivas y parciales versiones sobre lo ocurrido.

Según Madrid, Ábalos fue a Barajas para evitar que la vicepresidenta entrara en España y violara las sanciones de la UE que le impiden ingresar en su territorio, y a su juicio el objetivo se cumplió, porque Rodríguez siguió viaje horas más tarde.

“A ustedes no les interesa Venezuela”, sino que usan la moción para buscar “desgastar al gobierno”, le dijo al PP Héctor Gómez, diputado del Partido Socialista que gobierna en coalición con la izquierda radical de Podemos.

El escándalo estalló justo antes de que el líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, entre ellos España, visitara Madrid el 25 de enero durante una gira internacional.

Guaidó no fue recibido en Madrid por el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, como sí lo había sido por el primer ministro Boris Johnson en Londres y por el presidente Emmanuel Macron en París.

La moción que fracasó este martes buscaba que el gobierno ratificara “el reconocimiento a Juan Guaidó como legítimo presidente encargado de Venezuela”, luego de que Pedro Sánchez lo llamara “líder de la oposición en Venezuela” en un debate previo en el Congreso de los Diputados.

Estos hechos han llevado a la oposición conservadora a denunciar un viraje frente a Venezuela, que a su juicio obedece a la entrada al gobierno de Podemos, que en el pasado mostró su simpatía y tuvo relaciones con el chavismo.

El gobierno insiste en que sigue reconociendo a Juan Guaidó como presidente encargado y niega un cambio de postura, aunque ha reconocido que busca alejarse de “polémicas estériles” para contribuir “de manera discreta” a que pueden celebrarse elecciones libres en Venezuela, donde operan empresas españolas y donde residen unos 150.000 españoles.

A %d blogueros les gusta esto: