Cinco muertos, un desaparecido y desborde de presa por lluvias en Nicaragua

La represa Las Canoas está al borde de su desbordamiento por haberse incrementado su nivel, las compuertas serán abiertas para su desagüe, lo que aumentará los niveles del río Malacatoya y otros adyacentes. Foto: Luis Caldera / cawtv.net

Managua | EFE.-

Las lluvias en Nicaragua han dejado al menos 5 muertos y un desaparecido, informó hoy el Gobierno, que declaró alerta roja en seis de los 15 departamentos del país y reportó que una represa ubicada en la zona central del país presentó “pequeños derrames de agua” por las precipitaciones.

A la lista de 4 fallecidos hace más de una semana se unió en las últimas horas una joven de 20 años identificada como Doribel González Jirón, que murió ahogada en el municipio de El Ayote, en la zona central de Nicaragua, dijo la Presidencia a través de medios del Gobierno.

Las autoridades también reportaron a una persona desaparecida en el departamento (provincia) de Boaco, zona central, uno de los más afectados por las lluvias.

El Gobierno también reportó hoy que una represa ubicada en la zona central del país presentó “pequeños derrames de agua”, como producto de las lluvias.

El nivel de la represa “Las Canoas” se debe a un aumento de su nivel en 48 centímetros adicionales a su máximo de 123,38 metros sobre el nivel del mar, según informó la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Los pequeños derrames “no ocasionan afectación a las comunidades aguas abajo”, lo que ocurriría si el nivel aumenta en 12 centímetros más, según la también primera dama.

El Gobierno declaró este martes una alerta roja en 6 departamentos (provincias) del Pacífico y centro de Nicaragua, así como en las dos regiones autónomas del Caribe, para que las autoridades y la población a realizar evacuaciones o rescates.

En los restantes 9 departamentos de Nicaragua se mantiene en vigor una alerta amarilla, que insta a estar listos para evacuar ante un desastre posible.

Las lluvias que afectan Nicaragua se deben a la presencia de una onda tropical que se mueve de este a oeste y que podría evolucionar a depresión tropical.

Unas 800 personas debieron ser evacuadas el lunes por el desborde del Río Grande de Matagalpa, donde 115 viviendas sufrieron daños y unas 8.000 personas quedaron sin acceso a agua potable, según un reporte oficial.

Las clases fueron suspendidas en 159 escuelas públicas y 22 colegios privados de Matagalpa, informó el Ministerio de Educación.

Las lluvias persistentes son normales en esta época del año en Nicaragua.

La temporada húmeda en Nicaragua se extiende desde mediados de mayo hasta fines de noviembre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: