CIDH pide “prudencia” tras su visita a Nicaragua

Foto archivo de la visita a Nicaragua de la CIDH, brindando su informe preliminar en lunes 21 de mayo 2018. Foto: Ali B. del Castillo / cawtv.net

Washington | EFE.-

El director de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, aseguró hoy que la visita de la institución a Nicaragua es un “aparente punto de inflexión” en el marco de las protestas que vive el país desde hace más de un mes, pero pidió “prudencia” ante esta situación.

“Creemos que es un aparente punto de inflexión”, consideró Abrao sobre los encuentros mantenidos entre la misión de la CIDH y diferentes actores nacionales hace apenas unos días con objeto de dilucidar la realidad que afronta el país en un contexto de manifestaciones contra el Gobierno saldadas con 76 muertos.

En este sentido, Abrao incidió en que creen que hay un resultado “práctico” de la visita, aunque desconocen si es algo “temporal”, ya que durante los cinco días que duró la visita no se registraron muertos como consecuencia de las protestas y su represión.

“No sabemos si va a continuar. Depende de las circunstancias internas, de la discusiones, de los logros de la mesa de diálogo (…) y de si realmente hay una voluntad de incorporar la dimensión de los derechos humanos y de los estándares jurídicos para hacer uso de la fuerza”, comentó Abrao.

El director de la CIDH enfatizó en que es necesario tener “prudencia” y esperar a ver “cómo avanzan los próximos días y verificar esa impresión de que parece haber un punto de inflexión” ante un futuro inmediato que estará marcado por “cómo la sociedad civil se apropia de los resultados del informe”.

La actuación de la CIDH sobre el terreno, según Abrao, logró que el Estado nicaragüense haya abandonado “la negación”, algo que calificó como un “logro” a nivel interno en el marco de la mesa de diálogo, que hizo suyas las 15 recomendaciones propuestas por la comisión en su informe preliminar.

Además, Abrao también señaló que la cifra de 76 muertos recabada en el informe preliminar de la comisión proviene del propio Gobierno de Daniel Ortega, que se los transmitió durante su visita al país.

Entre los fallecidos se encuentran oficiales de policía, manifestantes y víctimas de accidentes derivados de las protestas, pero Abrao precisó que aún no han podido analizar esos datos.

El máximo responsable del organismo, autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), también informó de que la institución que lidera ya ha otorgado dos medidas cautelares a testigos nicaragüenses, apenas 48 horas después de que finalizara su visita, que están dirigidas a estudiantes y familiares de víctimas.

Sobre las razones que llevaron a la CIDH a tomar esa decisión, Abrao destacó que en ambos casos se observaron “situaciones documentadas de intimidaciones y amenazas a la vida de estas personas” cuya “vida e integridad estaban en riesgo” y tenían la “posibilidad de daños irreparables”.

Asimismo, el director informó de que la comisión está estudiando otros casos sobre este estatus de protección, pero que aún tendrá que esperar, al igual que el informe definitivo de la visita que será publicado “en breve” cuando se “crucen” todas las informaciones recabadas.

Ante la concreción de nuevas visitas, el directivo se mostró “optimista”, aunque reiteró que todo dependerá de cómo discurran las próximas fechas.

De acuerdo con la información obtenida por la CIDH, desde el comienzo de la crisis sociopolítica “hubo, al menos, 76 personas muertas y 868 resultaron heridas en su gran mayoría en el contexto de las protestas”, además de un total de 438 detenciones.

La crisis, que hoy cumple 35 días, incluye multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Ortega, que comenzaron con protestas en oposición a unas fallidas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales de los actos represivos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: