Cardenal nicaragüense escuchó que querían atentar contra exembajadora de EEUU

En la imagen, el cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes. EFE/Archivo

Managua | EFE.-

El cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, dijo este domingo que en una ocasión escuchó que querían atentar contra la anterior embajadora estadounidense en Managua, Laura Dogu, el obispo Silvo Báez y el exjefe del Ejército Humberto Ortega, en el marco de la crisis que vive el país.

“En una ocasión yo escuché la noticia que había posibilidad de un atentado contra tres personalidades: mencionaban a la embajadora Dogu, a monseñor Silvio y al general Ortega”, señaló Brenes, también arzobispo de Managua, al ser consultado por periodistas.

“No se hizo efectivo, gracias a Dios”, agregó el religioso, sin más detalles.

La exembajadora Dogu dijo recientemente al diario estadounidense Indiana Gazette que “habría un plan para asesinar a monseñor Báez y a mi, entre otros”, porque desde el oficialismo pensaban que eran parte de un movimiento antigubernamental.

La diplomática, que dejó el cargo en Managua a principios de noviembre pasado, no ofreció mayores detalles sobre ese presunto plan ni cuándo sería ejecutado.

En tanto, Báez, obispo auxiliar de Managua y uno de los más fuertes críticos del Ejecutivo nicaragüense, fue recibido esta semana en el Vaticano por el papa Francisco, aunque no trascendió lo que hablaron.

En un tuit, el religioso explicó que fue invitado por el papa Francisco “a una audiencia privada con él en el Palacio Apostólico” y agradeció “su fraterna presencia y su interés por mi ministerio y la iglesia de Nicaragua”.

Mientras, el general retirado Humberto Ortega, hermano menor del presidente Ortega, ha criticado la forma en que el Gobierno ha respondido a las protestas callejeras que comenzaron hace casi un año y que han dejado cientos de muertos y de detenidos.

El 3 de diciembre pasado, el presidente Ortega acusó a su hermano menor de ser un peón de la “oligarquía” y del “imperio”, en alusión al gran capital y a los Estados Unidos.

En el marco de la crisis que vive Nicaragua, Humberto, quien fue jefe del entonces Ejército Popular Sandinista de 1979 hasta 1995, se pronunció a favor de adelantar las elecciones presidenciales de 2021 para este año, a fin de encontrar una salida a la situación del país.

También la exembajadora Dogu y el obispo Báez se pronunciaron a favor de un anticipo electoral para superar la crisis que atraviesa Nicaragua, lo cual ha sido rechazado por el Gobierno.

A %d blogueros les gusta esto: