CANATUR ejecutará proyecto para el manejo de residuos de la pesca

Managua.-
  • El proyecto espera producir unas 800 libras de harina de pescado diario

La Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (CANATUR), presentó el proyecto “Creando las condiciones y capacidades para el manejo sostenible de residuos entre pymes turísticas, comunidades y cooperativas de pescadores artesanos de Poneloya y Las Peñitas de Nicaragua”.

“La Cámara consciente de la necesidad de realizar esfuerzos tendientes a lograr la sostenibilidad y también mitigar los efectos relacionados con el cambio climático hemos iniciado esta pequeña intervención con el apoyo del Fondo Canadiense para las Iniciativas Locales en la zona de Occidente específicamente en Poneloya y Las Peñitas”, expresó Lucy Valenti, presidente de Canatur.

Valenti explicó que el proyecto busca aumentar capacidades sobre el responsable y sostenible manejo de residuos de vísceras y cabezas de pescado en 20 Pymes Turísticas, dos cooperativas de la zona y 10 familias de pescadores incluyendo comunidades indígenas; mediante una serie de talleres en estas comunidades de Poneloya y Las Peñitas, incluyendo una de las reservas naturales más importantes del país como es la Reserva Natural de Juan Venado.

“Lo interesante de esta iniciativa es que puede ser un piloto y en dependencia del resultado que tengamos con la intervención en esta zona es un proyecto que podríamos luego estar impulsando en otras zonas costeras. Las costas constituyen un atractivo muy significativo del producto turístico nicaragüense y por eso es importante la sensibilización alrededor de todo el tema que tenga que ver con la conservación y uso sostenible de las zonas costeras”, expresó Valenti.

Por su parte Arturo Cano, coordinador del proyecto por parte de Canatur, comentó que el proyecto está enfocado en primer lugar a tener una intervención concreta en la reducción de la pesca artesanal en el medio ambiente estas comunidades son muy importantes para la zona de Las Peñitas, Poneloya y la Isla Juan Venado.

“También trabajamos junto con pequeños empresarios que están en todo el sector que se ven afectados en cuanto al manejo de los residuos de la pesca y que infieren en la visita de los turistas a la zona. De tal manera que vamos a trabajar en conjunto con la comunidad, vamos a enfocarnos en volver agradable y accesible estos lugares sino promover en las empresas las buenas prácticas sostenibles y amigables con el medio ambiente generando también nuevos ingresos para las familias de los pescadores y para la comunidad”, explicó Cano.

Cano agregó que cuando la pesca es mayor los residuos se tiran en alta mar o se entierran en la playa esto ha generado problemas porque se filtra en el agua subterránea y contamina la localidad; y en el caso de Poneloya como la marea no logra llevarse todo el desecho esto genera mal olor y moscas que afectan a los pequeños restaurantes y hoteles de la zona.

“Ahora con el apoyo de los pescadores y el manejo responsable de estos residuos los vamos a convertir en harina de pescado, generando un ingreso extra para las familias y reduciendo la problemática de la costa y la contaminación del agua”.

Además de talleres de capacitación y seminarios sobre manejo responsable de los residuos con especialistas, el proyecto dotará a las dos cooperativas de molinos eléctricos para producir la harina de pescado. Posteriormente se realizarían ruedas de negocios con los productores de alimentos para animales que son los compradores idóneos de la harina de pescado.

Dionisio Noel Suárez de la Cooperativa Estrella del Pacífico de Poneloya, expresó que agremian a unas 22 familias de pescadores las que serán beneficiadas con este proyecto.

“Nosotros estamos comprometidos con la protección del medio ambiente, tenemos cuatro años de estar protegiendo a la tortuga marina y el bosque de mangle húmedo, y hoy estamos con Canatur trabajando para recoger los desechos que botamos los pescadores y convertirlos en harina que puede ser utilizado para elaborar concentrado de cerdo y ganado”, dijo Suárez.

Don Santos Pravia, presidente del Proyecto Palo de Oro ubicado en la Isla Juan Venado en Las Peñitas, comentó que también están dispuestos a trabajar con el proyecto por ser una zona muy turística.

“El año pasado recibimos unos 16 mil turistas que nos visitaron ya que también tenemos el atractivo de avistamiento de tortugas paslama y tora; hemos trabajado en el cuido de la fauna y la flora que la constituyen los manglares purificadores de las aguas que caen de las ciudades”, comentó Pravia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: