Bukele se compromete a seguir con la reparación a las víctimas de la guerra salvadoreña

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se comprometió este martes con las víctimas de la masacre de El Mozote, perpetrada por el Ejército en 1981, a seguir cumpliendo con las medidas de reparación dictadas en una sentencia de 2012 por dicha matanza, considerada como la peor de Latinoamérica. EFE

San Salvador | EFE.-

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se comprometió este martes con las víctimas de la masacre de El Mozote, perpetrada por el Ejército en 1981, a seguir cumpliendo con las medidas de reparación dictadas en una sentencia de 2012 por dicha matanza, considerada como la peor de Latinoamérica.

El mandatario sostuvo en la Casa Presidencial un encuentro con un grupo de 18 sobrevivientes de la masacre y con representantes de la organización de derechos humanos Tutela Legal “María Julia Hernández”.

Wilfredo Medrano, abogado de dicha ONG, dijo a Efe que Bukele “se comprometió a darle seguimiento y cumplimiento a la sentencia decretada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) y a apoyar a las víctimas”.

Señaló que el jefe de Estado ordenó al titular del Ministerio de Gobernación, Mario Durán, que mañana miércoles viaje al caserío El Mozote, lugar donde fue perpetrada la masacre, ubicado en el departamento norteño de Morazán, para que “se ponga en contacto con todos los referentes para continuar con las medidas de reparación”.

“Fue un encuentro muy cordial. Los participantes salimos muy optimistas porque el acercamiento fue positivo y se sentaron las bases para mantener una comunicación constante”, añadió el letrado.

El pasado 1 de junio, día del traspaso del poder Ejecutivo, Bukele ordenó a la Fuerza Armada que se quite el nombre del teniente coronel José Domingo Monterrosa, vinculado a dicha matanza, a la Tercera Brigada de Infantería ubicada en el municipio de San Miguel (este).

La orden, aplaudida por las organizaciones de derechos humanos y rechazada por la derecha y militares retirados, fue acatada por el Ejército y se procedió al retiro del nombre de coronel Domingo Monterrosa.

El coronel Domingo Monterrosa fue asesinado en 1984 por la guerrilla y es considerado por sectores de la derecha como héroe de guerra.

El Informe de la Comisión de la Verdad de la ONU de 1993, que da cuenta de las violaciones a derechos humanos durante la guerra civil (1980-1992), señala que Monterrosa era el comandante del batallón de elite Atlácatl, cuyos miembros perpetraron la masacre El Mozote en diciembre de 1981.

En enero de 2012, el expresidente Mauricio Funes (2009-2014) pidió perdón por la masacre y ordenó al Ejército hacer la “revisión de su interpretación de la historia” para que no se siguiera rindiendo tributo a presuntos violadores de los derechos humanos.

Según el citado informe de Naciones Unidas entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, unidades del Batallón Atlácatl torturaron y ejecutaron “deliberada y sistemáticamente” a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros sitios aledaños.

Un censo del Gobierno dado a conocer a finales de 2017 da cuenta de que en El Mozote fueron ejecutadas por el Ejército 986 personas, de las que 552 fueron niños y 434 adultos.

La mayoría de las personas asesinadas por la Fuerza Armada fueron niños de entre cero y 12 años, que sumaron 475, mientras que los muertos entre 13 y 17 años alcanzaron la cifra de 64, con lo que el número de menores de edad representan el 54,5 % de los asesinados.

Las edades del resto de personas ejecutadas estaban entre los 18 y más de 61 años, pero entre las víctimas también se encontraban 12 mujeres embarazadas.